Imprimir

Una cirugía específica para mujeres

Cuando el tema son las enfermedades cardíacas, las mujeres siempre se consideraron privilegiadas con relación a los hombres. Hasta la menopausia, por lo menos, la protección conferida por la hormona estrógeno garantizaba una menor incidencia de infartos. Pero ahora, una investigación revela que esa supuesta ventaja desaparece frente a un bisturí. De acuerdo con un estudio de la cardióloga Viola Vaccarino, de la Emory University, Estados Unidos, las mujeres presentan un riesgo tres veces mayor que los hombres de morir durante o después de una cirugía de by pass. Y lo que es peor: ese riesgo aumenta cuanto más joven es la mujer, de acuerdo con la revista Circulation (del 18 de febrero). El equipo siguió la evolución de 51.187 pacientes.

El porcentaje de muertes entre las mujeres fue del 5,3% y entre los hombres, del 2,9%. Sorprendentemente, estas diferencias fueron mayores entre las más jóvenes. El índice de mortalidad de las mujeres con menos de 50 años fue del 3,4% (el 1,1% entre los hombres). La diferencia en la tasa de mortalidad diminuyó entre los sexos a medida en que la edad aumentaba. Las que fueron objeto del estudio tenían enfermedades coronarias menos graves que las de los hombres. Esta mayor probabilidad de muerte quizás pueda atribuirse a la técnica quirúrgica, desarrollada para los hombres. “Los hombres poseen arterias más anchas que las mujeres, y la operación es más difícil con arterias pequeñas”, dice Viola. Este estudio puede servir de incentivo para la creación de una técnica específica para mujeres.