Imprimir

Química

Modelo para el mundo

Quimlab es declarada la empresa del año en incubadoras por la producción de productos químicos inéditos en Brasil

MIGUEL BOYAYAN Soluciones: para calibrar instrumentos de análisis MIGUEL BOYAYAN

Una pequeña empresa, con 17 empleados, que factura un millón de reales anualmente como proveedora de productos químicos para empresas tales como Rhodia, Petrobras, Kodak, Mercedes-Benz, General Motors y Votorantim, sumadas a la Compañía de Tecnología de Saneamiento Ambiental (Cetesb) y la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de São Paulo (Sabesp). Tal es el perfil comercial de Quimlab, una empresa instalada en la Incubadora Tecnológica de la Universidad do Vale do Paraíba (Univap), de São José dos Campos, que ha ganado el premio de Empresa Incubada del Año 2003, en una elección organizada por la Asociación Nacional de Entidades Promotoras de Emprendimientos de Tecnologías Avanzadas (Anprotec), una entidad que agrupa a incubadoras y parques tecnológicos brasileños.

Por detrás de este éxito se encuentra el reconocimiento a la innovación de una empresa que ha desarrollado y produce, de manera inédita en el país, patrones químicos elaborados sobre criterios metrológicos. Éstos son sustancias de uso industrial empleadas para la calibración de instrumentos que miden parámetros, tales como el pH, la conductividad iónica o la concentración de metales, por ejemplo, en análisis en los cuales se verifica la presencia de plomo o hierro en un alimento.

En este último caso, los patrones sirven para calibrar los aparatos que realizan los análisis por espectrofotometría, o análisis de elementos químicos en un material a través de la emisión o la absorción de luz. Así, la Sabesp, por ejemplo, utiliza un producto de Quimlab para verificar la acidez del agua. Petrobras investiga la presencia de plomo y azufre en la gasolina y las empresas automotrices efectúan el control de calidad del acero que utilizan, verificando la presencia de cobre, zinc o hierro en las chapas que les compran a las siderúrgicas, por ejemplo. Kodak, por su parte, analiza la calidad de las materias primas que usa para fabricar las películas de rayos X y el papel fotográfico.

“Esta preocupación con la calidad está presente en las empresas certificadas con la norma ISO 9000, que contempla la necesidad de que las mediciones realizadas durante el proceso productivo sean cotejadas con patrones reconocidos internacionalmente”, afirma el químico Nilton Pereira Alves, director de Quimlab. El montaje de la empresa, que apareció en Pesquisa FAPESP n° 55, se inició en 1997, y exigió la importación de gran cantidad de patrones químicos del National Institute of Standards and Technology (Nist), un referente en el área a nivel mundial, que actúa en forma similar al Instituto Nacional de Metrología, Normalización y Calidad Industrial (Inmetro) en Brasil.

“Trajimos los prototipos que sirvieron para desarrollar y evaluar nuestra producción de acuerdo con las necesidades de la industria brasileña”, dice Alves. “Si no fuera por la inversión de la FAPESP, no habríamos logrado erigir la empresa ni habríamos ganado este premio”. Quimlab se mudará a su sede definitiva, en una fase post-incubación, cuando estén terminadas las instalaciones del Parque Tecnológico Univap, a finales de 2004.

Junto a Quimlab, en la entrega del premio de Anprotec estuvieron la Incubadora Municipal de Empresas de Santa Rita do Sapucaí (Minas Gerais), como Incubadora de Base Tecnológica del Año, por el trabajo realizado en el áreas de tecnología de la información, y Polymar, de Fortaleza (Ceará), escogida como Empresa Graduada (que dejó la incubadora), por el desarrollo y la producción de alimentos funcionales y suplementos alimentarios.

El Proyecto
Laboratorio de Metrología Química (nº 97/13230-0); Modalidad Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE); Coordinador Nílton Pereira Alves – Quimlab; Inversión R$ 71.716,00 y US$ 149.878,00

Republicar