Imprimir

Indices

Los campeones de la transformación

Un índice de la revista Innovação destacará a las empresas líderes de la industria brasileña

BRAZLa revista Innovação, del Instituto Uniemp, divulgará en el próximo mes de mayo el primer ranking del Índice Brasileño de Innovación (IBI), que identificará a las cinco empresas líderes de los principales sectores de la industria de transformación. “Citaremos empresas ya conocidas por su esfuerzo innovador y algunas novedades”, adelanta Ruy Quadros, del Departamento de Política Científica y tecnológica (DPCT) del Instituto de Geociencias de la Unicamp, uno de los investigadores involucrados en el proyecto del nuevo índice, que resulta de una iniciativa editorial de la revista Innovação, basada en una idea original de su editor jefe, Carlos Vogt. Él fue quien articuló la cooperación con el Instituto Uniemp, el apoyo de la FAPESP y la participación de la Unicamp para el desarrollo del proyecto. Las industrias que no figuren entre las cinco más innovadoras en sus respectivos segmentos no contarán con su nombre publicado. La presentación del ranking se realizará en primera instancia en un workshop en la FAPESP y luego en el marco del VII Congreso Iberoamericano de Ciencia y Tecnología (ver página 29).

El IBI toma como datos básicos, los informes que las empresas proveen a Investigación Industrial de Innovación Tecnológica (Pintec), del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), voluntariamente cedidos al equipo de investigadores para la elaboración del índice, bajo compromiso de absoluta reserva. También serán computados los informes relativos a las patentes registradas por las empresas en el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) y los de Investigación Industrial Anual (PIA) 2003, también del IBGE, que contabiliza la inversión en calificación de personal y adquisición de equipamiento entre otras. “Es una salida ingeniosaa, de costo nulo para la empresa”, subraya Quadros.

Esos datos están siendo procesados teniendo en cuenta los esfuerzos de innovación de las empresas – gastos internos en investigación y desarrollo (I&D), dispendio en bienes de capital para la innovación, porcentaje en doctorados, etc. – y sus resultados – desempeño innovador, porcentaje de ventas o exportación de productos novedosos, registro de patentes, etc. “Los esfuerzos tecnológicos no son un objetivo en sí mismos, pero son instrumentos para garantizar el crecimiento y fortalecer el desempeño competitivo”, justifica Quadros.

El IBI, de esta manera, se subdivide en dos grandes índices – Índice Agregado de Esfuerzos (IAE) y el Índice agregado de Resultados (IAR) – construidos a partir de índices “individuales” de cada una de las empresas analizadas, debidamente “balanceados para permitir una visión sistémica del proceso de innovación”, explica Quadros. Si, por ejemplo, los esfuerzos internos de una empresa para la implementación de nuevos productos o procesos son más importantes que las erogaciones en máquinas y equipos, esa diferencia será compensada por medio de la distribución de un peso mayor en el primer índice. Las empresas más innovadoras en el ranking del IBI, serán aquellas que presenten esfuerzos en la innovación y resultados por encima de la media del sector.

La intención del IBI es destacar e identificar a las empresas que invierten mayormente en investigación y desarrollo en el país. La construcción del índice surgió de la comprobación de que no existen datos públicos consistentes en cuanto a investigación y desarrollo en Brasil y apenas los informes de la Pintec – basados en índices de la organización para la Cooperación y Desarrollo económico (OCDE) – no revelan todas las particularidades del proceso de innovación en Brasil.

El IBI, agrega Quadros, cuenta con una triple ventaja: permitirá que la sociedad conozca la actividad de las empresas innovadoras a través de un prisma diferente al de los índices tradicionales; servirá como referencia para que el gobierno y las agencias de fomento calibren instrumentos de políticas públicas volcados al sector privado; y posibilitará a las empresas evaluar su desempeño innovador en relación con las demás concurrentes del mercado.