Imprimir

Financiamiento

Insumo para crecer

La agencia paulista de fomento podrá tener hasta millones millón de reales para apoyar a pequeñas y medianas empresas

El gobernador del estado de São Paulo, José Serra, va a publicar, en los próximos meses, un decreto creando la agencia paulista de fomento. Su implantación depende de la aprobación del Banco Central, y la expectativa es que ésta inicie su operación a partir del próximo año, con un capital inicial autorizado de mil millones de reales. La agencia, que deberá contar con cinco directorios, no va a operar solamente en la concesión de préstamos. También actuará como intermediaría de giros del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y de la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), y estimulará, junto con socios privados, la creación de fondos de aval para garantizar préstamos a las empresas integradas a uno de los 34 arreglos productivos instalados en el estado de São Paulo.

“Será un instrumento de movilizaciones de recursos presupuestarios, de repases de agencias federales y de agencias internacionales para promover el desarrollo de pequeñas y medianas empresas”, explica el vicegobernador y secretario de Desarrollo, Alberto Goldman. Las empresas de base tecnológica también podrán beneficiarse de los créditos de financiación, siempre que estén integradas “de alguna forma”, como él subraya, en algún tipo de arreglo productivo de modo que los recursos igualmente contribuyan a estimular la consolidación de la cadena productiva. Las condiciones de financiamiento aún no están definidas. “Será una decisión interna.”

Aún no están definidas las áreas prioritarias para las inversiones. “Estamos contratando estudios para hacer esa evaluación. Todo va a depender de las demandas y del interés del estado”, explica Goldman. Los estudios, él prevé, estarán concluidos en el próximo año, coincidiendo con la aprobación del funcionamiento de la agencia por el Banco Central.  Las operaciones de financiación y de repase de recursos quedará a cargo de Nossa Caixa. “El banco garantizará la capilaridad a instituciones y reducirá costos, al permitir que la agencia sea un organismo pequeño, funcionando con un número pequeño de personas”, justifica el vice-gobernador. “Las decisiones políticas, sin embargo, quedarán a cargo de la agencia.”

Bioenergía
Además de inaugurar las operaciones de la agencia de fomento, el vice-gobernador espera que, en el 2008, el estado de São Paulo ya haya definido una “línea de acciones” para incentivar la producción del biocombustible y, más específicamente, del etanol. Ese plan está siendo elaborado por una comisión de bioenergía, constituida por el gobierno estadual en abril de este año. Deberá evaluar las perspectivas para el desarrollo del sector, llevando en cuenta la evolución de la oferta y la demanda interna, acceso a mercados internacionales, barreras comerciales y tecnológicas, cuestiones ambientales, entre otras. La idea es establecer metas para garantizar la producción, el transporte, la distribución y el uso de fuentes renovables de energía. “La agencia de fomento podrá atender la demanda de empresas productoras de máquinas y equipamientos necesarios a la producción de etanol”, prevé el vice-gobernador. “Podremos utilizar instrumentos de incentivo/desincentivo en función de las decisiones a ser tomadas por la comisión de bioenergía.”

La comisión, coordinada por José Goldemberg, ex-secretario estadual de Medio Ambiente y actualmente investigador del Instituto de Energía Eléctrica de la Universidad de São Paulo (USP), es formada por Goldman; por los secretarios de Economía de Planificación, Francisco Vidal Luna; de Sanidad y Energía, Dilma Seli Pena; de Agricultura y Abastecimiento, João de Almeida Sampaio Filho; de los Transportes, Mauro Arce; del Medio Ambiente, Francisco Graziano; además de por el director científico de la FAPESP, Carlos Henrique de Brito Cruz; del ex-ministro de la Agricultura, Roberto Rodrigues; del presidente de la Única, Marcos Jank; y por Isaias Macedo, de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp).