Imprimir

Genética

Una preciosidad descartada

Las células madre de cordones umbilicales tienen propiedades distintas según su fuente

Las células madre presentes en la sangre del cordón umbilical y en la pared de dicho cordón, dos tipos de tejidos que pueden almacenarse para futuras necesidades terapéuticas, tienen perfiles genéticos diferentes.

Este descubrimiento es de los equipos de Mayana Zatz, del Centro de Estudios del Genoma Humano de la Universidad de São Paulo (USP), y de Sergio Verjovski-Almeida, del Instituto de Química de la dicha universidad, y puede tener incidencias en el uso médico de esta células en caso de que quede comprobado que las diferencias genéticas representan una disminución de su versatilidad.

La función de cada gen depende del contexto, como por ejemplo todos los genes que funcionan al mismo tiempo, explica Verjovski, especialista en el uso de la técnica conocida como microarreglo para estudiar los genes como un conjunto. El ensayo de microarreglo que desarrolló incluye genes codificadores, que cargan el código para la fabricación de proteínas, y otros no codificadores, con un papel central en la regulación del funcionamiento del ADN. Mariane Secco y Eder Zucconi, doctorandos que actúan en el laboratorio de Mayana, y Yuri Moreira, del grupo de Verjovski, observaron 40 mil genes (10 mil de ellos codificadores) y buscaron qué tienen en común y qué es diferente entre las células madre mesenquimales extraídas de la sangre de cordón umbilical y las del cordón propiamente dicho.

Mariane y Zucconi extrajeron tejidos pareados de 65 bebés recién nacidos de cada uno de ellos extrajeron las células madre mesenquimales, tanto de la sangre como del cordón. Necesitamos más de 60 recién nacidos para obtener una cantidad suficiente de muestras de sangre, porque es muy pobre en células madre mesenquimales, recuerda Mariane. Las muestras pareadas dejan a las claras qu el tipo de tejido de donde se extraen las células madre es el más importante para determinar la actividad de los genes. Células con el mismo origen la sangre, por ejemplo de individuos diferentes tenían un perfil genético más parecido que el de células de la misma persona pero de tejidos diferentes, explica.

Los 30 genes más expresados en la sangre y los 30 más expresados en la pared del cordón son completamente distintos, resume Verjovski. Estas diferencias están en los genes codificadores de proteínas, y no en los regulatorios, y pueden constituir una indicación de que dichas células pueden haber empezado ya a definir a qué tipo de tejido darán origen. En las extraídas de la sangre se encuentran más activos los genes vinculados a la fabricación de células óseas y del sistema inmunológico. En tanto, en las células de la pared del cordón umbilical se encuentran más activos los genes encargados de producir neuronas y vasos sanguíneos.

Esto no quiere decir necesariamente que dichas células ya tengan su destino definido. ¿no será que las células de cordón tienen un potencial mayor para transformarse en neuronas?, se cuestiona Mariane. Ella ha empezado a hacer las pruebas para verificar de qué manera se comportan estas células en los organismos vivos. Pero una cosa ya da por segura: este hallazgo echa por tierra la hipótesis de que las células halladas en la sangre a decir verdad residirían en la pared del cordón y habían salido por accidente hacia dentro de los vasos. Esas células no son las mismas, sostiene.

El grupo del Centro de Estudios del Genoma Humano uno de los Centros de Investigación, Innovación y Difusión (Cepids) apoyados por la FAPESP ya había demostrado en 2008 que en el cordón umbilical hay muchas más células madre que en la sangre de aquella región. El trabajo más reciente, que acaba de ser aceptado para su publicación en Stem Cells Reviews and Reports, refuerza aquello que Mayana ya venía sugiriendo: en caso de guardar una fuente de células madre para una eventualidad futura, que sea el cordón umbilical entero; la sangre inclusive. Ella critica el procedimiento normal de los bancos especializados que almacenan la sangre y descartan el resto.

Artículo científico
SECCO, M. et al. Gene expression profile of mesenchymal stem cells from paired umbilical cord units: cord is different from blood. Stem Cells Reviews and Reports. 2009.

Republicar