Cbers-4

Satélite en órbita

Una vista  de Armação dos Búzios, tomada por el satélite chinobrasileño Cbers 4

Imagem: INPEUna vista de Armação dos Búzios, tomada por el satélite chinobrasileño Cbers 4Imagem: INPE

El Cbers-4, un satélite de recursos terrestres fruto de una cooperación entre Brasil y China, fue lanzado con éxito el día 7 de diciembre desde la base de Taiyuán, en China, ubicada a 700 kilómetros de Pekín. Las primeras imágenes enviadas por la cámara multiespectral MUX registraron, durante el día posterior al lanzamiento, la región de Armação dos Búzios, en el litoral del estado de Río de Janeiro. La MUX, cuyo desarrollo y producción se efectuó en Brasil, cuenta con una resolución de 20 metros y registra imágenes en distintas bandas, en azul, verde, rojo e infrarrojo para su utilización en aplicaciones tales como el control de los recursos hídricos y forestales. Brasil también es responsable de la cámara WFI, capaz de realizar frecuentes revisiones y que está configurada para monitoreo y control. En tanto, China se hizo cargo del escáner IRS, un sensor de barrido mecánico con una resolución espacial de 40 metros en la banda pancromática, y el PAN, de mejor resolución, con tan sólo 5 metros en esa misma banda. Las imágenes tendrán diversas aplicaciones, tales como el monitoreo del desmonte en la Amazonia, el mapeo de la actividad agrícola y la expansión de las ciudades, más allá del estudio de las cuencas hidrográficas. A partir de marzo, cuando finaliza la fase de pruebas, las imágenes quedarán a disposición de los usuarios en el sitio web del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe). La cooperación entre Brasil y China se remonta a 1999, cuando se lanzó el primer satélite Cbers. Pero la serie de imágenes se interrumpió en 2010, cuando el tercer satélite de la familia, el Cbers 2-B, dejó de funcionar. Debería haberse retomado en 2013, pero el Cbers-3, de nueva generación, no logró entrar en órbita, a causa de una falla en el cohete chino. Según el Inpe, responsable de la construcción del satélite, Brasil invirtió en el Cbers-3 y en el Cbers-4 alrededor de 320 millones de reales en contratos con la industria nacional.