atmósfera

Sembradores de nubes

Los granos de polen pueden colaborar en la formación de nubes e incrementar la incidencia de las lluvias

Imagem: JOSEPH XU, MICHIGAN ENGINEERING COMMUNICATIONS & MARKETINGLos granos de polen pueden colaborar en la formación de nubes e incrementar la incidencia de las lluviasImagem: JOSEPH XU, MICHIGAN ENGINEERING COMMUNICATIONS & MARKETING

Aparte de provocar reacciones alérgicas a miles de personas en todo el mundo, el polen, formado por aquellas minúsculas cápsulas que el viento transporta y que se encargan de dispersar el material genético de las plantas, puede contribuir en la formación de nubes y su dispersión en la atmósfera, aumentando así la incidencia de las lluvias, con influjo sobre el clima del planeta. Esta conclusión es de un grupo de científicos de la Universidad de Michigan, Estados Unidos. Se sabe desde hace tiempo que estos granos, dispersos en el aire, a menudo se rompen en fragmentos aún menores y provocan respuestas alérgicas como la rinitis cuando entran en contacto con nuestro organismo. En laboratorio, los científicos investigaron si la humedad atmosférica sería responsable de esa rotura. Para ello se valieron de polen de los árboles que liberan más partículas en Estados Unidos: de roble, nuez, abedul, cedro, pino y ambrosia. Aparentemente, los granos de polen de esas plantas se rompen rápidamente en pequeñas partículas cuando entran en contacto con el agua (Geophysical Research Letters, 11 de mayo). Luego, para verificar si podrían contribuir en la formación de nubes, los investigadores pulverizaron esos fragmentos húmedos en una cámara que simula las condiciones atmosféricas de la Tierra. Y observaron que actuaban como núcleo de condensación o recolectores de agua, formando nubes.