Imprimir

Trayectorias

Analizan las directrices de la innovación en Brasil

La falta de mano de obra calificada sigue siendo uno de los principales obstáculos para la formación de nuevos polos de innovación en Brasil. Ésta es una de las conclusiones que figuran en el informe G20 Innovation Report 2016, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y discutido en la última reunión de ministros de Ciencia, Tecnología e Innovación de los países miembros del G20 en Pekín, China. El documento presenta una serie de análisis diferenciando a los países que más invierten en ciencia, tecnología e innovación (C,T&I), con respecto a los que aún patinan en lo atinente al incentivo a la innovación y a la mejora del ambiente de negocios.

En el informe se consigna que el aumento de las inversiones en innovación y desarrollo tecnológico en Brasil debe aunar esfuerzos del sector público y de la iniciativa privada: “En economías más avanzadas, el sector empresarial es el principal gestor de la innovación, y orienta sus esfuerzos hacia el desarrollo de nuevos productos y procesos con base en nuevos conocimientos”. En el informe se reconoce el esfuerzo de Brasil por patrocinar el envío de estudiantes universitarios de las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (Stem, en inglés) a países tales como Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y Alemania, en el marco del Programa Brasileño de Movilidad Científica, antes conocido como Ciencia sin Fronteras. De acuerdo con el texto, los estudiantes de grado que tienen la oportunidad de pasar algún tiempo en instituciones de educación superior extranjeras entablan lazos personales y adquieren capacidades que pueden transferir a otros lugares a lo largo de su vida profesional. Pero el país aún debe traducir ese conocimiento en desarrollo social, se concluye en el informe. Para leer el documento, ingrese en: bit.ly/2fflPra.