Imprimir

neurociencia

La convivencia con el hombre y el miedo de los perros a los truenos

Wikimedia Commons Estudio averigua si la proximidad con los humanos mitiga el estrés en los perrosWikimedia Commons

Los días de tormenta suponen un trastorno para los canes. Debido a lo sensible de su audición, éstos se estresan con los truenos y buscan esconderse. Aquéllos cuyo temor a los ruidos es extremo (fobia) incluso pueden dañar la casa o morder a quienes se encuentren cerca. Interesada en investigar cómo atenuar el estrés y el miedo en los perros, la médica veterinaria Magda Medeiros, de la Universidad Federal Rural de Río de Janeiro (UFRRJ), se propuso comprobar si había alguna diferencia en la reacción a los truenos en dos grupos de canes sin fobia al ruido: animales utilizados en investigaciones y habituados al laboratorio y mascotas criadas en casa. Según Medeiros, está muy difundida la idea de que los canes de laboratorio están más estresados y asustadizos. Bajo su comando, las veterinarias Carla Franzini de Souza y Carolina Maccariello sometieron a ocho perros de la raza beagle del canil de la universidad y seis mascotas de otras razas al siguiente experimento: uno por vez, los perros fueron expuestos al sonido de truenos durante dos minutos y medio, mientras los investigadores monitoreaban las reacciones fisiológicas (ritmo cardíaco y nivel de cortisol, la hormona ligada al estrés) y el comportamiento de los animales. El resultado no fue muy diferente. El corazón de los animales de ambos grupos se aceleró, aunque el nivel de cortisol en las mascotas, que ya era mayor, se incrementó más proporcionalmente. En tanto, los comportamientos que indicaban estrés (temblores, salivación, búsqueda de escondites, entre otros) fueron más intensos en los beagle (Physiology and Behavior, 1º de febrero). “Puede que las mascotas, a pesar de mostrar respuestas fisiológicas significativas, aprendan a mitigar sus comportamientos de miedo”, dice Medeiros.

Republicar