Imprimir

Química

Un bioinsecticida mata de hambre a una plaga que afecta al maíz

Embrapa Maíz y Sorgo El virus Baculovirus spodoptera no afecta al hombre y ataca solamente a la oruga del cogolloEmbrapa Maíz y Sorgo

Un virus mortal para la cogollera del maíz, también denominada oruga militar tardía (Spodoptera frugiperda), a la cual se la considera la peor plaga de los cultivos de esta planta, es la materia prima principal de un bioinsecticida para cultivos desarrollado por Embrapa Maíz y Sorgo, en su unidad de la localidad de Sete Lagoas (estado de Minas Gerais). El virus de la especie Baculovirus spodoptera acomete solamente a la oruga, que es la fase larvaria de una mariposa y no afecta la salud de los seres humanos ni de ningún otro animal. El producto, una alternativa al tratamiento contra la plaga basado en agroquímicos, fue licenciado por la empresa Vitae Rural, de la ciudad de Uberaba (Minas Gerais) y, a partir del mes de octubre saldrá a la venta para los agricultores. El proceso de producción del bioinsecticida desarrollado por Embrapa contempla la multiplicación de los virus en orugas vivas criadas en laboratorio. La coordinación de los estudios estuvo a cargo del ingeniero agrónomo Fernando Valicente, investigador de Embrapa Maíz y Sorgo. La oruga militar tardía también acomete a otros cultivos tales como el algodón, la lechuga, la caña de azúcar, la papa, la arroz, la soja y el tomate, entre otros productos agrícolas. Los estragos en el maíz comienzan cuando la mariposa deposita los huevos en la hoja y luego eclosionan las orugas, al cabo de dos o tres días. Éstas empiezan a alimentarse de la planta, principalmente de su vaina, que es la parte formada por las hojas superpuestas en forma cónica, presentes principalmente cuando la planta atraviesa la fase de crecimiento. El bioinsecticida se aplica sobre la planta en una solución acuosa y provoca una tasa de mortalidad que va del 75% al 95% de las orugas, que una vez infectadas, pierden el apetito.

Republicar