Imprimir

Trayectorias

Cuantos más datos, mejor

El ingeniero electricista Jaime de Paula hizo de la universidad un laboratorio de ideas para crear su propia empresa de big data

Archivo personalAl ingeniero electricista Jaime de Paula siempre le gustó transitar las fronteras del conocimiento. En 1982, tres años después de ingresar a la carrera de ingeniería eléctrica de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC), se unió al equipo de analistas de sistemas de la Compañía de Desarrollo de Datos del Estado de Santa Catarina, en una época en que existían pocas carreras de ciencias de la computación en Brasil. Salió de allí en 1986 como gerente de proyectos.

Al año siguiente ingresó a la empresa Perdigão, donde trabajó en el desarrollo y la implementación de sistemas computacionales para ayudar a eliminar procesos innecesarios que obstaculizan la toma de decisiones en las áreas comercial, industrial, financiera y administrativa. Años más tarde, en 1993, se fue a la empresa de revestimientos cerámicos Cecrisa para desarrollar el plan director de tecnología de la información de la compañía, integrándolo a su planificación estratégica.

A medida que su conocimiento en esa área avanzaba, se percató de que debería actualizarse. Decidió entonces volver a la UFSC y hacer su maestría en 1997. “Estudié en la carrera de posgrado en sistemas de inteligencia artificial, en la gestión de múltiples bases de datos”, comenta. En su doctorado, iniciado en 1999, se abocó al área del comercio electrónico. “El posgrado fue importante para poder poner a prueba y apropiarse de nuevos conceptos, evaluando cómo podría utilizarlos en proyectos futuros”, explica.

En esa misma época, De Paula participó en un proyecto con la Universidad del Sur de Santa Catarina (Unisul) y la Secretaría de Seguridad del Estado de São Paulo para desarrollar un sistema de inteligencia artificial capaz de integrar la información registrada en denuncias policiales y generar grandes cantidades de datos para ayudar a caracterizar operaciones de organizaciones delictivas.
Esta experiencia lo llevó a reorientar su investigación doctoral hacia un área que en la actualidad se conoce como big data, en ese entonces incipiente en Brasil. “El flujo de datos en internet aumentaba en forma exponencial, y nadie sabía qué hacer con toda aquella información. Me di cuenta de que había una demanda de sistemas que pudiesen procesarlas para convertirlas en planes de negocios”, explica.

Fue entonces cuando surgió la oportunidad de aprovechar su conocimiento en el segmento comercial. Jaime de Paula pasó a trabajar en el desarrollo de sistemas de recabado, organización y análisis de datos con el propósito de ofrecer soporte a la gestión de negocios. Para ello fundó Neoway en 2002, con el objetivo de transformar información corporativa en herramientas que orientasen la toma de decisiones. “Ofrecemos un conjunto de plataformas de recabado, organización y análisis de la información a empresas de diversos segmentos”, comenta.

Este trabajo, según De Paula, consiste en organizar la información de las empresas y complementarla con datos públicos, de manera tal de perfeccionar el proceso de toma de decisiones y orientar sus planes de negocios. Neoway posee actualmente oficinas en Florianópolis, São Paulo y Nueva York. “Y pretendemos inaugurar otras dos unidades en Colombia y México este mismo año”, proyecta.