Imprimir

L. interrogans

Leptospira en capibaras del oeste de la Amazonia

CDC/ Rob Weyant Más del 40% de los animales examinados tenían anticuerpos contra las bacterias que causan leptospirosisCDC/ Rob Weyant

Las capibaras –o carpinchos– (Hydrochoerus hydrochaeris) del oeste de la Amazonia están infectadas en forma crónica por bacterias pertenecientes al género Leptospira, en particular, las de la especie L. interrogans, y pueden actuar como reservorios asintomáticos del patógeno en áreas rurales o periurbanas. Esta conclusión surge de un estudio efectuado por veterinarios de las universidades federales de Acre (Ufac) y Fluminense (UFF), quienes realizaron análisis de sangre y orina a 41 ejemplares de esa especie, capturados en áreas próximas a la ciudad de Rio Branco, la capital del estado de Acre, y detectaron altos índices de infección por la bacteria (Acta Tropica, mayo de 2017). En el 43,9% de esos roedores, la respuesta inmunológica fue positiva para la Leptospira, aunque la cantidad de anticuerpos era baja, indicativo de que los animales estarían infectados en forma crónica por la bacteria. En los test de orina, casi un tercio de los carpinchos, que son los roedores de mayor tamaño del mundo, acusaron la presencia del patógeno. En los seres humanos, la leptospirosis causa fiebre alta, malestar y dolores musculares (mialgias). En los casos graves, incluso puede conducir a la muerte. La enfermedad se transmite al hombre a través del contacto con la orina contaminada de los roedores, especialmente durante las crecidas. En las ciudades, los grandes transmisores de la dolencia son las ratas urbanas.

Republicar