Imprimir PDF

Fotolab

Un cielo de diamantes

Nanopartículas de óxido de estaño (fragmentos dispersos) se agrupan en un círculo compacto que se asemeja a un volcán. El Centro de Desarrollo de Materiales Funcionales, bajo la dirección del químico Elson Longo, ideó un sensor que detecta gases contaminantes con base en ese compuesto. “El óxido de estaño es mucho más sensible y más selectivo que las alternativas disponibles”, afirma. La fotografía intitulada Água da morte [El agua de la muerte] forma parte de la serie Nanoarte e integró una selección que se expuso en el Museo del Mañana, en Río de Janeiro.

Imagen captada con un microscopio electrónico de barrido de alta definición por Rorivaldo Camargo, coloreada por Enio Longo y enviada por Elson Longo, docente de la Unesp en su campus de la ciudad paulista de Araraquara

Publicado en mayo de 2017