Imprimir

E-XFEL

Comienza a operar la mayor fuente de láser de rayos X

El European X-ray Free Electron Laser (E-XFEL) es un proyecto en el que intervienen 11 países y costó 1.220 millones de euros

E-XFEL

El 1º de septiembre, en Alemania, quedó inaugurada oficialmente la mayor y más poderosa fuente de láser de rayos X. El European X-ray Free Electron Laser (E-XFEL), un proyecto conjunto entre 11 países del Viejo Mundo que costó 1.220 millones de euros y comenzó a construirse en 2009, está compuesto por túneles subterráneos de hasta 38 metros de profundidad que forman un acelerador lineal de electrones con 3,4 kilómetros de extensión entre las ciudades de Hamburgo y Schenefeld. El complejo genera 27 mil pulsos lumínicos por segundo, 200 veces más que cualquier otra fuente de láser de rayos X. Con el E-XFEL, los científicos del consorcio europeo esperan obtener imágenes tridimensionales de una serie de procesos a nivel atómico, tales como reacciones químicas con células y virus, interacciones extremadamente veloces de nanoestructuras y simulaciones de lo que ocurre en el interior del Sol. Según declaraciones de Robert Feidenhans, director general del E-XFEL a la agencia France Presse, este dispositivo “es similar a una cámara y un  microscopio que hará posible la observación de detalles ínfimos de los procesos del nanomundo como nunca antes se vieron”. Para generar los pulsos de rayos X, se aceleran haces de electrones casi a la velocidad de la luz hasta lograr producir altas energías. A continuación se los impulsa a través de un complejo de dispositivos magnéticos denominados onduladores. Durante ese proceso, las partículas emiten radiación, la cual se amplifica hasta convertirse en un pulso de rayos X extremadamente corto e intenso, con características similares a la de la luz láser. Alemania aportó el 58% de los recursos monetarios para la construcción del E-XFEL, y Rusia, el segundo mayor socio del emprendimiento, un 27%.

Republicar