Imprimir

Trayectorias

Los impactos de una nueva realidad laboral

La expansión de la Industria 4.0 generará nuevas demandas de capacitación en Brasil

La industria denominada 4.0 comprende una amplia variedad de innovaciones tecnológicas aplicadas a la manufactura. Se estima que en los próximos años esta tendencia se verá reflejada en la creación de nuevos modelos de negocios, con fábricas inteligentes, basadas en la automatización y digitalización de los procesos de producción y en el uso y análisis de grandes cantidades de datos (lea el reportaje en la página 24). La incorporación de este concepto como parte de los procesos industriales en Brasil exigirá la capacitación de individuos con habilidades técnicas e interpersonales específicas. Mantenerse atentos ante los impactos de esos cambios podría ayudar a los actuales y futuros profesionales a anticiparse a las demandas de esta nueva realidad.

El concepto de Industria 4.0 surgió en Alemania, en 2011, como una iniciativa estratégica del gobierno para promover la automatización de las manufacturas y la productividad en las líneas de producción. Se espera que, con la implementación del mismo, los trabajos manuales y repetitivos sean reemplazados progresivamente por mano de obra automatizada. Las máquinas estarán equipadas con sistemas y sensores inteligentes que les indicarán cómo deben desempeñarse en cada etapa del proceso de manufactura, transmitiendo los datos a las centrales de análisis de las empresas.

“Este fenómeno generará nuevas demandas de investigación y desarrollo, ofreciendo oportunidades para profesionales técnicamente capacitados, capaces de trabajar con diversos tipos de tecnologías”, dice el ingeniero de sistemas Paulo Eigi Miyagi, de la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (Poli-USP). Miyagi explica que la nueva realidad laboral que asoma con la evolución de la Industria 4.0 –o manufactura avanzada, tal como se la conoce fuera de Alemania– demandará profesionales con sentido de la urgencia, flexibilidad y capacidad para el desarrollo de soluciones innovadoras a partir de la convergencia de conocimientos diversos.

Según Miyagi, la capacitación específica todavía seguirá siendo valorada. Sin embargo, los profesionales del futuro deberán ser capaces de integrar conceptos de otras áreas en su actividad profesional. Por otra parte, la proliferación de sistemas inteligentes instalados en las máquinas les permitirá a los empleados interferir a distancia durante el curso del proceso de producción. “Los sistemas de control industriales estarán descentralizados, de manera tal que resultará usual que un grupo de profesionales sea responsable de todo el proceso de manufactura, y no solamente de una parte específica de la línea de montaje”, dice. Eso redundará en modificaciones en las dinámicas de trabajo. Para Miyagi, a medida que el acceso a la información sobre esos procesos vaya siendo realizado por dispositivos móviles, a cualquier hora y en cualquier lugar, la tendencia será que los empleados reciban notificaciones para realizar el seguimiento y las modificaciones que fueran necesarias en esos procesos, lo cual les demandará mayor flexibilidad en relación a su jornada laboral.

Según analiza el ingeniero mecánico Marcosiris Amorim de Oliveira Pessoa, también de la Poli-USP, todas las áreas del conocimiento se verán impactadas con la expansión de la Industria 4.0. Con todo, el énfasis estará centrado en las ingenierías. Algunas universidades ya trabajan en la reconfiguración de sus currículos. La propia Poli-USP contempla la creación de una nueva carrera, denominada ingeniería de la complejidad, que formaría profesionales capaces de desarrollar estrategias volcadas a la concepción de productos, procesos productivos y actividades de innovación e investigación a partir de abordajes multidisciplinarios (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 253).

De acuerdo con el informe Future of Jobs and Skills, del Foro Económico Mundial, también habrá otras áreas que cobrarán mayor importancia en los próximos años. Una de ellas es la de analista de datos, que ayudará a las empresas a evaluar la enorme cantidad de información y, de ese modo, ofrecerá un soporte a la gestión de sus estrategias de negocios. En tanto, los coordinadores de robótica serán los encargados de supervisar el funcionamiento de los robots, interviniendo en el mantenimiento preventivo de esas máquinas. También se tornarán más importantes los representantes de ventas. “Como las empresas ofrecerán productos y servicios más especializados, sus profesionales deberán conocer la naturaleza técnica e innovadora de los productos que comercializarán”, dice Clemente Hungria, de la empresa AGR Consultores.

Para Miyagi, aquellos individuos preocupados por anticiparse a éstas y otras nuevas demandas laborales podrán recurrir a la formación académica en las áreas de ingeniería mecatrónica y computación, que proporcionan un dominio teórico y práctico de la operación de los sistemas básicos de la Industria 4.0. En tanto, aquellos estudiantes que pretendan acceder a la enseñanza técnica pueden consultar las carreras del Instituto Federal de Educación, Ciencia y Tecnología de São Paulo (IFSP) y del Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (Senai), que desde hace algunos años se abocan a la Industria 4.0 y se encuentran familiarizados con el tema.

Para quienes desean cursar una carrera universitaria, lo ideal sería buscar instituciones que, como el IFSP y el Senai, cuenten con experiencia previa en áreas asociadas a la Industria 4.0. Para detectarlas, Pessoa cruzó informaciones de trabajos científicos que versan sobre aspectos de manufactura avanzada en la base de datos Scopus con la de investigadores y universidades o institutos de investigación a los que se hallaban ligados. Y verificó que las carreras más indicadas son las de ingeniería mecatrónica de la Poli-USP, ingeniería de la producción, en la Universidad Tecnológica Federal de Paraná (UTFPR) y de tecnología en análisis y desarrollo de sistemas, del Instituto Federal de Santa Catarina (IFSC), entre otros. Aquéllos que no cuentan con posibilidades de ingresar en algunas de esas instituciones pueden buscar otras, menos tradicionales, siempre que ofrezcan carreras ligadas a la Industria 4.0.

Según Miyagi, el impacto de la manufactura avanzada también llegará a las humanidades, abriendo el camino hacia nuevos campos de investigación volcados al análisis de las nuevas relaciones sociales y laborales. Para Pessoa, es importante que el individuo identifique el campo que le atrae más y recién después profundice en ese tema.