Imprimir Republicar

Especial

El capital de riesgo puede hacer viable una empresa

Como funcionario de carrera de BNDESPar, actuó en operaciones de participación societaria y administración de la cartera de la empresa en el mercado de capitales. Participó también del Programa Nacional de Desestatización. BNDESPar es uno de los organismos más activos en el financiamiento de nuevas empresas de base tecnológica, siendo incluso responsable del Fondo Mutuo de Inversiones en Empresas Emergentes (Finee).

BNDES Participaciones (BNDESPar) es una de las dos subsidiarias del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). La otra es la Agencia Especial de Financiamiento Industrial (Finame). BNDESPar trabaja básicamente con participaciones accionarias. Una de sus divisiones, la División Operacional 3, se encarga del apoyo a la pequeña y mediana empresa, además de trabajar con fondos de inversión.

BNDESPar, creada en 1973, fue la primera empresa de capital de riesgo del país. A lo largo de su historia firmó más de 600 acuerdos de accionistas. En 1998 se transformó en una empresa de capital abierto. Hoy es socia minoritaria en 209 empresas. Tiene activos totales por alrededor de 20,5 mil millones de reales y un patrimonio neto de casi 10 mil millones de reales.

Desde el inicio de su actuación, BNDESPar adoptó una postura innovadora en el desarrollo de instrumentos y productos financieros. Así ella pudo, por un lado, mejorar la adecuación de las formas por medio de las cuales apoya las necesidades de las empresas y, por otro, ayudar al desarrollo y la modernización del mercado de capitales en Brasil. Para ello, trabajó con la Comisión de Valores Mobiliarios (CVV) y otras instituciones brasileñas vinculadas al mercado de capitales para dar forma y reglamentar productos volcados hacia la capitalización de las empresas nacionales.

La División 3 fue la primera institución de Brasil de apoyo a las pequeñas y medianas empresas. En 1991, BNDESPar reconoció la importancia de esas empresas para el contexto socioeconómico brasileño. Así, ese año, comenzó a desarrollar instrumentos y productos compatibles con la realidad de ese segmento de la economía. Las pequeñas y medianas empresas brasileñas, más allá absorber mucha mano de obra, tienen una participación expresiva en la generación de renta. Además realizan una relevante contribución para el desarrollo tecnológico del país.

En esa área, la empresa destinataria de BNDESPar es aquella que tiene ventajas competitivas, trabaja con mercados atractivos que aún están iniciándose, tiene productos o servicios innovadores, ofrece perspectivas de crecimiento rápido con rentabilidad elevada y registra buena capacidad gerencial. Esas son las características de las empresas en las cuales BNDESPar procura tener participación. La agencia trabaja sin garantías reales y la participación es siempre minoritaria y de carácter transitorio.

Pero existe otro factor. Las pequeñas y medianas empresas que estamos buscando normalmente operan en un nicho de mercado interesante, pero carecen de los instrumentales administrativos necesarios para aprovechar todo su potencial. BNDESPar realiza el seguimiento de los trabajos de la empresa, prepara un diagnóstico e intenta suplir esa laguna. Sin embargo, el objetivo no es permanecer en la empresa. La meta de la agencia es asociarse a la empresa por medio de acciones y deventures, colaborar para que la misma logre desarrollar todo su potencial en un plazo predeterminado y acto seguido cerrar su participación por medio de la apertura del capital de la empresa en las bolsas de valores.

Esas empresas necesitan un volumen de recursos expresivo con relación a su capacidad de generación para financiar su expansión. Como generalmente ellas no disponen de garantías suficientes, enfrentan dificultades para obtener los recursos que necesitan las instituciones financieras convencionales. Pero al contribuir para que esas empresas efectivicen una gestión profesional, además de actuar en su desarrollo, BNDESPar crea condiciones para que ellas en el futuro recurran al mercado de capitales para continuar su expansión.

La inversión de la agencia puede realizarse de manera directa o indirecta, por medio de fondos. En la actuación directa, existen básicamente los Contec, o programas de capitalización de empresas con base tecnológica. El Contec simplificado apoya a empresas con una facturación máxima de 7 millones de reales por año. El Contec normal, hasta 15 millones. También son posibles inversiones directas en empresas emergentes, las cuales facturan hasta 60 millones de reales por año, y en las empresas premercado, normalmente con facturación de entre 60 y 150 millones de reales por año, pero con posibilidades de apertura de capital en un plazo relativamente corto.

El Contec simplificado comenzó a funcionar este año. El monto máximo que la entidad puede aportar dentro de dicho programa es un millón de reales, con participación máxima del 30% en el capital de la empresa. BNDESPar trabaja con el plan de negocios de la firma y las deventures lanzadas guardan relación con ese plan de negocios. El Contec normal opera desde 1991. El aporte puede llegar a 2 millones de reales y la participación máxima también es del 30% del capital. Desde la creación del Contec, se aprobaron 40 operaciones de inversión, por un total de cerca de 90 millones de reales. Según la distribución por sectores, las mayores inversiones del Contec se encuentran en las áreas de informática, telecomunicaciones, bienes de consumo y biotecnología.

Los fondos se destinan a la colocación de capital de riesgo en empresas de base tecnológica con buenas perspectivas de crecimiento y de retorno potencial. Hasta ahora se han creado tres fondos en el ámbito estadual, en Rio Grande do Sul, en Santa Catarina y en Río de Janeiro. El patrimonio total previsto es de como máximo 72 millones de reales. Además de BNDESPar, participan en ese programa el Fondo Multilateral de Inversiones (Fumin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fundaciones de seguridad sociallocales y otros inversores. Otroprograma, dedicado a la creaciónde fondos regionales para empresas emergentes, ya ha creado dos grupos, uno en São Paulo y otro en Minas Gerais, con un patrimonio total comprometido de 70 millones de reales.

El Programa de Inversiones en Empresas Emergentes distribuye recursos por medio de la suscripción de acciones o de deventures convertibles. Se consideran emergentes a empresas de mediano porte, con facturación máxima 60 millones de reales por año. Deben actuar en nichos atractivos de mercado, tener ventajas competitivas efectivas y presentar perspectivas de crecimiento rápido y rentabilidad elevada. Ese programa ya aprobó 15 operaciones, con recursos del orden de los 115 millones de reales.

Los fondos para empresas emergentes de base tecnológica constituyen una de las grandes preocupaciones de BNDESPar. Pero la agencia no tiene personal ni está condiciones de preparar un producto masivo. Entonces, una de las áreas en la cual tiene interés de actuar es la de creación de fondos regionales. Otra cuestión es el desarrollo de administradores de fondos, de gestores de ese tipo de inversión. El objetivo es diseminar ese tipo de operación por el país. Es una operación común en Europa y en Estados Unidos, no así en Brasil.

Además, BNDESPar creó recientemente dos fondos de cogestión, el Brasil 21 y el FID, uno administrado por Dínamo y el otro por Brazil Private, dentro de su plan piloto de cogestión. La entidad transfirió esos fondos a 16 empresas de su cartera. Cada uno de ellos recibió a ocho empresas. Ellos tienen un plazo de dos años para captar nuevas inversiones, que deberán colocarse en los fondos.

De cualquier manera, BNDESPar no deja de estudiar nuevos programas destinados a incentivar a sectores específicos o empresas de base tecnológica. Su objetivo es usar todo el instrumental posible para apoyar a las empresas y dinamizar el desarrollo.

Alberto Miguel Pecci es superintendente de la División Operacional 3 de BNDES Participaciones (BNDESPar), la subsidiaria del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) especializada en fortalecer la capitalización de pequeñas y medianas empresas brasileñas a través de aplicaciones de capital de riesgo. Graduado en Economía, Pecci realizó un master en Administración de Empresas en el Instituto de Posgrado e Investigación en Administración (Coppead) de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ).

Republicar