Imprimir Republicar

Política C&T

Demanda asegurada

Pequeñas empresas disputarán el mercado de genéricos

El Parque de Desarrollo Tecnológico (Padetec) de Ceará, y la Universidad Federal de Río Grande do Sul (UFRGS) están criando incubadoras para albergar a pequeñas empresas productoras de medicamentos genéricos. Ambas son iniciativas piloto que cuentan con el apoyo del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y pasaron a integrar el Proyecto Nacional de Incubadoras de Empresas de Base Tecnológica. El CNPq financiará la compra de los equipamientos e insumos, de acuerdo con Kumiko Mizuta, coordinador general de Investigación Agropecuaria y Biotecnología del CNPq. Los dos contratos, ya firmados, tienen validez por dos años, con posibilidad de prorrogación. El CNPq sugiere que los proyectos abarquen toda la cadena productiva de genéricos, incluida la sintetización de principios activos de esos medicamentos. Actualmente, apenas un 15% de los principios activos de los genéricos es producido en el país. Las nuevas empresas van a producir medicamentos con gran demanda como captopril, ampicilina, cefalexina, cetoconazol y verapamil.

Un mercado seguro
En el Padetec se incuban 17 empresas, siete de ellas con capacidad para producir genéricos. El principio activo de los medicamentos será desarrollado por Polifarma, empresa farmacéutica que está instalándose en Ceará. El mercado también está garantizado: el gobierno del Estado de Ceará, que compra un promedio de 7 millones de reales en genéricos, absorberá la producción de medicamentos y garantizará a las nuevas empresas una facturación promedio de un millón de reales por año, de acuerdo con las cuentas de Afrânio Craveiro, superintendente del Padetec. “El gobierno, interesado en estimular la creación de un polo farmacéutico en el Estado, va a apoyar el start up de esas empresas, adquiriendo sus productos y a través de incentivos a la producción”, dice. El Padetec, que contará con 750 mil reales del CNPq en el transcurso de dos años, pretende también estimular el desarrollo de empresas con capacidad para desarrollar los principios activo de los medicamentos, como es el caso de Procariri, que va a producir L-Zopa (levodopa), utilizada en el tratamiento del mal de Parkinson.

Los genéricos producidos por las empresas incubadas en el Parque llegarían al mercado en junio, cuando también entrará en actividad la planta de Polifarma. Serán certificados por la Unidad de Farmacología Clínica, que se inaugurará el día 23 de marzo de este año, y que será responsable por la realización de las pruebas de bioequivalencia de las sustancias.

Medicamentos “huérfanos”
En la UFRGS, la idea de crear una incubadora para la producción de genéricos y de medicamentos “huérfanos” – que no se encuentran disponibles en el mercado con la presentación deseada, por ejemplo: remedios sin presentación pediátrica – surgió hace tres años, antes incluso de que saliera la reglamentación de esos medicamentos. “La Facultad de Farmacia ya contaba con un laboratorio industrial y pretendía calificarlo para el desarrollo de nuevas tecnologías y para albergar a una incubadora que aumentara las posibilidades de aplicación comercial de la investigación académica”, dice Paulo Mayorga, coordinador del proyecto en la universidad.

La UFRGS invertirá 400 mil reales en la construcción del área física adecuada a las normas de producción de medicamentos, y para ser sede de empresas nuevas o ya constituidas. El proyecto tendrá una planta dedicada a medicamentos sólidos (comprimidos, cápsulas, granulados, etc.) y un laboratorio para el desarrollo de medicamentos que será compartido por las empresas incubadas. El CNPq aportará otros 350 mil reales en dos de años. “Hay varios grupos interesados. Publicaremos las bases para la selección de las empresas antes del final del primer semestre y las propuestas serán evaluadas de acuerdo a su factibilidad técnica y perspectivas de mercado”, afirma Mayorga. La meta es sincronizar el emprendimiento con las demandas del Sistema de Salud. “Estamos procurando el apoyo del Estado. La evolución natural indica que el proyecto será un núcleo generador de nuevas tecnologías, y el origen de un parque tecnológico que creará nuevos empleos y hará crecer los ingresos de la región.”

Republicar