Imprimir Republicar

Ingeniería biomédica

El diagnóstico a flor de piel

Un sistema para análisis de lesiones que permite la detección precoz del cáncer cutáneo

miguel boyayanVideodermatoscopio: precisión con fibra ópticamiguel boyayan

Una empresa de São José dos Campos desarrolló un sistema computacional para el análisis de lesiones cutáneas que ayudará a realizar un diagnóstico objetivo y precoz del cáncer de piel, el de mayor incidencia en Brasil. “El problema es que el diagnóstico de este tipo de cáncer es muy subjetivo”, dice el ingeniero eléctrico Antônio Francisco Junior, socio director de Atonus Ingeniería de Sistemas, que desarrolló el sistema en tres años de investigación.

“Solamente en menos del 40% de los casos el médico es capaz de afirmar con certeza, por medio de un examen clínico, si la lesión es o no maligna. Nuestro sistema ayudará al especialista en la emisión de su dictamen”. El sistema también reduce el número de biopsias, principalmente en los casos en que es necesario hacer un seguimiento periódico de la lesión.

Videodermatoscopio
El Sistema de Videodermatoscopía (SVD) de Atonus consiste en una filmadora especial – el videodermatoscopio – que utiliza la iluminación por cable de fibra óptica, sumado a un software y a un banco de datos remoto en Internet. El videodermatoscopio funciona como un microscopio de piel, con una microcámara y un sistema especial de iluminación. En contacto con la epidermis, filma la lesión y transmite la imagen colorida a una computadora, en donde una placa de captura digitaliza la imagen. Entonces el software, llamado VisualMed, analiza morfológicamente la lesión con base en la regla ABCD de la dermatoscopía y almacena datos usando un método de diagnóstico con chequeo de siete aspectos – el llamado seven point-checklist.

Por la regla ABCD, son extraídos por computadora los siguientes atributos de la lesión: asimetría, irregularidad del borde y diámetro de la misma. Otro ítem es la detección de colores y de estructuras diferenciadas, aspectos verificados por el médico e insertados manualmente en el programa. El método seven point-checklist considera las siguientes características en la lesión: comezón, más de 1 centímetro de diámetro, historial de crecimiento u otro cambio, contorno irregular, colores variados e irregulares, hemorragia e inflamación en el borde o cerca de ella.

Cuando son evaluados los parámetros de la regla ABCD, el programa calcula automáticamente el valor de una puntuación dermatológica preestablecida, llamada TDS. Con base al valor del TDS, el programa determina si la lesión es benigna o maligna, o si todavía existen dudas. En todos los casos, el médico cuenta aún con la opción de enviar las imágenes digitalizadas de las lesiones vía Internet a otro especialista para tener una segunda opinión.

Debates por Internet
El sistema creado por Atonus prevé la creación, en Internet, de un foro de debates entre profesionales del área médica y de un gran banco de datos sobre el cáncer de piel en el país. Será un embrión de la teledermatología en Brasil. La dirección, www.visualmed.com.br, ya se encuentra en el aire, pero aún no fue abastecida con imágenes de las lesiones cutáneas, ya que el SVD solo está empezando a ser comercializado ahora. El SVD también permite seguir el desarrollo de una lesión por medio de la yuxtaposición de imágenes captadas en fechas diferentes. “Sabemos que el análisis comparativo de una lesión es esencial para la emisión de un diagnóstico seguro”, afirma Francisco Junior.

Con dos equipos de SVD ya en funcionamiento – en el Instituto Brasileño de Control del Cáncer (IBCC) y en la Escuela Paulista de Medicina de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) -, Atonus prepara la comercialización. “Esperamos colocar en el mercado unas 15 unidades por año”, dice Francisco Junior. El SVD es el primero del género en el país y fue desarrollado con tecnología nacional. “Algunos países en el Primer Mundo – como Estados Unidos, Alemania y Austria – dominan esa tecnología”, dice el ingeniero. Y el equipo cuesta cerca de 9 mil dólares, casi la mitad del precio de los competidores.

El proyecto fue iniciado en 1998 y concluido en el primer semestre de este año en el marco del Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE) de la FAPESP. “Los recursos recibidos fueron utilizados esencialmente para el pago de la mano de obra, ya que contratamos un numeroso equipo para desarrollar el vídeodermatoscopio, el software y el sitio en Internet”, explica el director de Atonus.

Uibcada en São José dos Campos, la empresa fue fundada en 1995 y actúa principalmente en el área de visión computacional, creando sistemas que con componentes de captura y análisis de imágenes. Ya ha desarrollado equipos ópticos y software para análisis del semen humano. “Con el SVD desarrollamos no solamente un equipamiento, sino un sistema que permitirá el intercambio remoto de informaciones e imágenes relacionadas con un serio problema de salud pública”, enfatiza el ingeniero. “Con este intercambio de imágenes, nuestro objetivo es reducir el grado de subjetividad de los diagnósticos de lesiones de piel”.

Mayor incidencia
Cerca de 57 mil de los 305 mil nuevos casos de cáncer estimados para este año en el país tendrán como localización primaria la epidermis, superando bastante a los casos de mama (31 mil), estómago (22 mil) y próstata (20 mil). Los datos son del Instituto Nacional del Cáncer (Inca), del Ministerio de Salud.En la raíz del problema se encuentran la reducción de la capa de ozono del planeta, la falta de cuidado por parte de la población al exponerse al sol y los casos de la enfermedad en la familia. De las nuevas notificaciones de cáncer de piel, cerca del 5% correspondería al melanoma, el más grave.

El mismo afecta los melanocitos – células productoras de melanina, una sustancia que determina el color de la piel – y, dependiendo de la profundidad, puede llegar al torrente linfático y a los órganos internos, causando metástasis y la muerte. “Por suerte, y pese a que las notificaciones de la enfermedad, especialmente las de melanoma, que están aumentando en los últimos años, las posibilidades de cura del cáncer de piel son muy altas. Cuando el diagnóstico es realizado en forma precoz, el éxito de los tratamientos llega al 98% de los casos”, afirma el dermatólogo Aldo Toschi, del IBCC.

Por eso el equipamiento es recibido con entusiasmo. “El SVD será un valioso aliado en la lucha contra el cáncer de piel. El aparato es muy bueno y se equipara a similares extranjeros en términos de captura de imagen y software de análisis”, afirma el dermatólogo. “La gran ventaja del sistema reside en el almacenamiento de las imágenes, lo que permitirá que los pacientes puedan ser catalogados”, completa el médico Sérgio Yamada, profesor de dermatología de la Unifesp que hace un año usa un prototipo del SVD. “Vamos a disponer de un equipamiento confiable para hacer el seguimiento de las personas que tienen múltiples lesiones y cuyo diagnóstico no es preciso. Los pacientes, a su vez, se quedarán más tranquilos sabiendo que sus lesiones pigmentadas están siendo monitoreadas de cerca”, evalúa Toschi.

Atonus está preparando otro aparato innovador: el Subsistema de Anatomía Patológica (SAP). “Consiste en un microscopio adecuado para el análisis de anatomía patológica, conectado a una cámara de video, una placa de captura de imágenes, una computadora con monitor, un escáner, una impresora y una placa de red. El software disponible en ese subsistema tendrá funciones de captura, preprocesamiento y almacenamiento en un banco de datos de imágenes de tejidos removidos de las lesiones cutáneas”, anticipa Francisco Junior.

El proyecto
Un Sistema Computacional para el Análisis de Lesiones Cutáneas (nº 97/07390-4); Modalidad Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE); Coordinador Antônio Francisco Junior – Atonus Ingeniería de Sistemas; Inversión R$ 106.164,00

Republicar