Imprimir Republicar

Tecnociencia

El ají largo se transforma en cosmético e insecticida

Investigadores de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa, sigla en portugués) están creando la tecnología para hacer que el ají largo (Piper hispidinervum) se convierta en un cultivo comercial. El objetivo es atender la demanda del aceite esencial safrol, utilizado por las industrias de cosméticos (como fijador) y de insecticidas. El safrol es comúnmente extraído del sasafrás (Ocotea pretiosa Mezz), cuya explotación en el Bosque Atlántico fue prohibida hace algunos años. Actualmente, dicho aceite llega a Brasil proveniente de China y Vietnam, en donde es obtenido de la misma manera destructiva antes practicada aquí. Como el safrol también está presente en el ají largo, originario del estado brasileño de Acre, surgió el interés en cultivarlo. Los investigadores desarrollaron tecnologías sencillas para destilar el aceite y vendérselo a las empresas. Al mismo tiempo, observaron a la planta en su hábitat natural – áreas de capoeira –, verificando variaciones en el tenor de safrol y de resistencia a las enfermedades. El proyecto, en asociación con la agencia británica de desarrollo (DFID), seleccionó a 30 productores en dos asociaciones: la de Rondonia y la del este de Pará. Cada asociación tiene una destilería comunitaria. La empresas Geroma de Brasil, Pirisa Piretro y Endura Spa participan financiando a las destilerías y comprando la producción. Los productores recibieron capacitación sobre el cultivo, mejoras y detección de enfermedades. Existe una expansión gradual y controlada de las áreas de cultivo, considerando que el proceso de domesticación de la especie es reciente. Son monitoreados los costos y las etapas del proceso, para asegurar su factibilidad económica, y la calidad del aceite es rigurosamente controlada, pues debe tener un tenor de safrol mínimo de un 90%. En tres años, hubo tres cosechas. Según datos preliminares, el cultivo puede alcanzar una productividad anual por hectárea de 200 a 250 kilogramos de aceite, cotizado entre 4,5 y 8 dólares por litro. Y los resultados ya están atrayendo a otros productores.

Republicar