Imprimir Republicar

Tecnociencia

La salvación de Venecia en el arte de Canaletto

Pasados 230 años de su muerte, el pintor Canaletto (1697-1768) continúa contribuyendo en la tentativa de salvar a Venecia del avance del mar. Los investigadores descubrieron que la alta precisión de sus cuadros que retratan a la ciudad en el siglo XVIII mostraba el nivel del mar un siglo y medio antes de que fueran creadas las técnicas de medición, según la revista New Scientist (del 20 de octubre). Venecia está construida sobre una laguna del Mar Adriático, lo que la vuelve altamente vulnerable a la alteración del nivel de las aguas, especialmente ahora, con el recalentamiento global. Los primeros instrumentos usados para medir el nivel del mar surgieron en 1872. Actualmente, los investigadores están empeñados en buscar caminos para descubrir qué ocurrió antes de esa fecha, para ayudar a prever qué ocurrirá en el futuro. Dario Camuffo y su equipo, del Instituto de Ciencia Atmosférica y Clima de Padua, descubrieron que las pinturas de Canaletto (Giovanni Antonio Canal) pueden ser utilizadas para reconstruir el pasado. El pintor veneciano utilizaba un cierto tipo de cámara oscura para delinear el paisaje con los edificios que él colocaba en sus pinturas. Las especialistas dicen que ésa fue una manera hallada poder terminar los cuadros – siempre extremadamente detallistas– más rápidamente. De acuerdo con Camuffo, el efecto es casi tan bueno como el de una fotografía. “Canaletto es absolutamente confiable”, dice o investigador. Si se las observa con atención, esas “pinturas fotográficas” muestran una línea marrón verdosa en los edificios, que marca el nivel de la marea. Camuffo comparó la posición de la línea en la pintura con la de los días actuales. Y descubrió que el nivel relativo del mar en Venecia aumentó 0,8 metro (ó 2,7 milímetros por año) desde el tiempo de Canaletto. La información será de gran valor para ayudar a los investigadores a decidir cuál es la mejor manera para proteger a Venecia y su herencia cultural del avance de las mareas.

Republicar