Imprimir Republicar

Memoria

El centenario de una teoría

Rutherford y Soddy explicaron en 1902 cómo se producen las transformaciones radioactivas

El mundo científico se habituó a ver al físico francés Henri Becquerel y al matrimonio franco-polonés Pierre y Marie Curie como pioneros, que se adentraron en el mundo de las partículas radioactivas. Eso es verdad, pero solamente en parte. Sin las experiencias y observaciones de ellos y de otros físicos, presentadas a partir de 1896 en la Academia de Ciencias de París, no habría habido oportunidad para nuevos descubrimientos y hipótesis.

Pero fue el trabajo teórico de dos físicos, Ernest Rutherford, de Nueva Zelandia, y Frederick Soddy, de Inglaterra, lo que efectivamente explicó cómo se producen las actividades radioactivas. Entre noviembre de 1902 y mayo de 1903, ellos publicaron una serie de cinco artículos en los que presentaron la hipótesis de que la radioactividad está asociada a fenómenos atómicos de desintegración, que llevan a la transformación de un elemento químico en otro. En 1904, la hipótesis de ambos, ganadores del Nobel de Química de 1908,estaba consolidada y era aceptada por otros investigadores.

Es decir, la comprensión moderna de esos fenómenos empezó a existir hace 100 años. Hasta entonces, lo que se sabia sobre la radioactividad eran descripciones de experiencias de laboratorio con “sustancias que brillan”, como el sulfuro de zinc fosforescente, el sulfuro de calcio, el estroncio, el bario y el uranio, entre otras. Pese a ubicarse entre los pioneros de este tipo de investigación, Becquerel descubrió “cosas” que no entendía bien qué eran y acabó perdiendo el interés por éstas después de algunos años.

“La pareja Curie tuvo también un papel importante, al percibir que la radioactividad era algo nuevo, no sujeto a las influencias de la luz o el calor, y descubriendo nuevos elementos radioactivos, además del uranio”, explica Roberto de Andrade Martins, profesor del Instituto de Física de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) y especialista en el tema. “Rutherford y Soddy dieron entonces un paso fundamental, arrojando luz sobre lo que sucedía en el interior de los materiales radioactivos.”

Republicar