Imprimir

Medicina veterinária

La renovación de los bioterios

Pequeña empresa lanza un ambiente compacto para animales de laboratorio

EDUARDO CESAR Un panel facilita el control de las condiciones internas de temperatura e iluminaciónEDUARDO CESAR

Las investigaciones científicas con animales de pequeño porte cuentan ahora con un nuevo ambiente de estudio, un gabinete microambiental que puede ser utilizado incluso en la sala de los investigadores. Concebido y construido con el objetivo de crear condiciones ideales para la investigación animal en laboratorio, el Environs, nombre comercial del producto, garantiza el mantenimiento de condiciones de temperatura, humedad, iluminación, control sanitario y del fotoperíodo, proceso que imita la variación de la luz de la noche y el día para que el animal se desarrolle de manera natural.

El equipamiento ha sido proyectado con medidas estándar de 2 metros de altura, 1,45 metros de largo y 0,71 metro de ancho. Sus dimensiones son compatibles con los accesos de los laboratorios y requieren el mínimo posible de adaptaciones físicas de los bioterios. El proyecto, apoyado por la FAPESP en el marco del Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE), fue ideado y coordinado por Habib Guy Nahas, director de HVAC Tecnologia em Sistemas Ambientais.

Según Nahas, la concepción del bioterio microambiental tuvo en cuenta las recomendaciones ideales para el bienestar del animal y la normas técnicas internacionales que garantizan la confiabilidad en los resultados de investigaciones científicas. Entre ellas se destaca el hecho de ser totalmente cerrado, cosa que atenúa los sonidos y ruidos externos, una de las causas del estrés en los animales. El Environs tiene lanzamiento previsto para este mes de febrero.

Los primeros prototipos fueron encomendados a HVAC hace cinco años por un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de São Paulo (USP), bajo coordinación del profesor José Luis Merusse, del Departamento de Patología. Este prototipo fue citado en las conclusiones de trabajos de maestría y doctorado orientados por Merusse. En los estudios quedó caracterizado que la concentración de amoníaco en el sistema microambiental es menor que la registrada en los sistemas convencionales, aun con mayores intervalos de intercambio de cama (de limpieza).

El índice menor de amoníaco y los bajos niveles de humedaddel sistema microambiental mantuvieron a los pulmones de los animales en perfectas condiciones, de acuerdo con lo expresado por los investigadores de la USP. En los sistemas convencionales es común registrar bronquitis y neumonías crónicas. Otro resultado confirmó la eficiencia del sistema.

“Ratones apareados y mantenidos en un sistema microambiental con intervalo de intercambio de cama cada 14 días no mostraron diferencias físicas, así como tampoco de estado sanitario, cuando fueron comparados con grupos similares mantenidos en bioterios convencionales”, dice Nahas. Mientras los resultados estaban siendo comprobados en laboratorio, Nahas presentó el proyecto al PIPE, lo que permitió la continuidad del desarrollo del producto y la construcción de dos nuevos prototipos.

Población de ratones
El gabinete microambiental, estando cerrado, se parece a un refrigerador industrial de doble puerta. En su extremo superior existen indicadores de temperatura, humedad, presión e iluminación que le permiten al investigador controlar las condiciones ambientales internas. En su interior puede acondicionar 30 cajas que albergan a entre 150 y 180 ratones, con comedero acoplado. Y puede adaptarse para experimentos con otros animales de pequeño porte.

Según Nahas, más allá del control de la humedad y la temperatura, que es independiente de las condiciones de las salas, el sistema ofrece ventajas con relación a los bioterios convencionales, tales como la efectiva disolución de los vapores de amoníaco con la garantía de que no existe mezcla y cruzamiento de flujo de aire, disminuyendo así la posibilidad de contaminación cruzada de los animales. Según el empresario, el hecho de que el equipo sea rigurosamente cerrado posibilita la presurización del ambiente, no deja que el aire salga y evita la contaminación del área externa al gabinete.

Otro factor positivo es la iluminación interna del microambiente, de coloración azul y ámbar, proyectada para no lastimar la vista del animal. “Logramos desarrollar un sistema de iluminación sin brillo, con bajos niveles de luminosidad”, afirma el coordinador del proyecto. Según Nahas, el Environs implica bajos costos operativos para los investigadores y para los laboratorios, puestos que el manejo de los animales, que en bioterios convencionales es realizado con una periodicidad de tres días, puede efectuarse en hasta 15 días. Esto significa una economía en la cantidad de pedazos de madera utilizados para cubrir el piso de las cajas, en el consumo de energía y agua y, principalmente, en la contratación de mano de obra.

Celebración
Nahas se muestra ansioso ante el inminente lanzamiento del producto. “Quiero celebrar el término del proyecto y comunicar a todos que el bioterio está disponible para su comercialización”. Además de presentar el Environs a la comunidad científica de universidades e institutos de investigación, Nahas prevé también visitas a laboratorios e industrias farmacéuticas. La experiencia de casi 35 años de Nahas fue importante para delinear el rumbo de los negocios de HVAC.

Físico con posgrado en ingeniería nuclear, Nahas trabajó en empresas del rubro de climatización de ambientes, coordinó proyectos de climatización en plataformas de petróleo de Petrobras y prestó servicios para industrias químicas y electroelectrónicas, y para laboratorios. Este conocimiento fue fundamental para que fundara HVAC, 20 años atrás. Actualmente, la empresa se dedica a efectuar climatizaciones en laboratorios de universidades y en industrias químicas y farmacéuticas. El más reciente proyecto fue desarrollado para el Archivo Público del Estado de São Paulo, en donde se instalaron sistemas de climatización para ayudar a la preservación de fotos, dibujos, documentos y mapas, algunos con hasta 200 años de antigüedad.

Según Nahas, la facturación de la empresa en 2001 rondó los 500 mil reales, un poco inferior a los 700 mil reales facturados en 2000. Nahas cuenta que el año pasado fue atípico. Hubo una disminución a partir de junio de la energía para fines de refrigeración e climatización, lo que influyó también en los ingresos obtenidos por la empresa con el mantenimiento de equipamientos.

Para este año, la empresa planea trabajar en otro proyecto, el sistema de aire acondicionado que va junto al Environs, que costará 350 mil reales en su fase de prototipo. Según Nahas, este aparato consiste en un acondicionador de aire supercompacto, con controles digitales. “De esta manera, podremos ofrecer un completo sistema de climatización para el laboratorio, pues el control del sistema de refrigeración del local en donde el Environs será instalado también es importante para llegar a una condición ideal de investigación”, afirma.

Producción e investigaciones
Aún sin precio de venta para el Environs, Nahas espera fabricar diez gabinetes por mes. “Si tengo que elevar la producción a cien equipos por mes, por ejemplo, tendré que buscar ayuda financiera en el mercado, ya sea como aporte de capital de riesgo, como socio o del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES)”. Las posibilidades de tener que elevar la producción son grandes. “Este tipo de equipo no existe ni siquiera en el exterior”. Por todo ello, las expectativas comerciales de Nahas son halagüeñas y las perspectivas para las áreas de las ciencias biológicas y farmacéuticas son de investigaciones más eficientes, rápidas y seguras.

El proyecto
Desarrollo Tecnológico de Sistemas Microambientales para Bioterios de Cría,Mantenimiento y Experimentación para Pequeños Animales (nº 97/07232-0); Modalidad Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE); Coordinador Habib Guy Nahas – HVAC; Inversión R$ 249.250,00

Republish