Imprimir Republicar

Ingeniería electrónica

Innovan en asistencia técnica

Crean un equipo que detecta problemas con rapidez y ejecuta reparaciones en los módulos de las centrales telefónicas

EDUARDO CESARAl conectar la placa electrónica al Sartme, el diagnóstico aparece en la pantalla de la computadora EDUARDO CESAR

La oferta de servicios de telecomunicaciones en Brasil ha registrado una acelerada expansión en los últimos años, con la privatización de las empresas públicas del antiguo sistema Telebrás. Administrar los problemas ocasionados por ese crecimiento exige nuevos instrumentos de control. La percepción de ese mercado fue el punto de partida para que Qualibrás Eletrônica, una empresa de Campinas, desarrollara el Sistema Automático Reconfigurable de Test de Módulos Electrónicos (Sartme). Este sistema es fundamental en este momento de ampliación y multiplicación de centrales telefónicas, equipamientos que centralizan las líneas telefónicas de un barrio o ciudad y efectúan las interconexiones entre las centrales de otras regiones.

El Sartme fue desarrollado para tests y reparaciones de los módulos electrónicos que componen esas centrales. La gran ventaja de este producto, según el ingeniero electrónico Gilberto Antônio Possa, coordinador del proyecto y uno de los directores de Qualibrás, es que éste podrá ser utilizado en equipamientos electrónicos de cualquier fabricante, bastando para esto el desarrollo de un software específico para cada uso. De este modo, en un laboratorio de asistencia técnica o línea de producción de productos electrónicos, el Sartme podrá utilizarse en test de placas – donde están instalados los chips y los restantes componentes del circuito electrónico -, en el diagnóstico de defectos y también auxiliando en la localización y solución de las fallas. Basta conectar la placa electrónica al aparato, seleccionar en la pantalla de la computadora el tipo de test deseado y verificar en la pantalla si existe algún defecto y donde éste se ubica.

Qualibrás fue creada en 1990, cuando Promon, una empresa que fabrica las centrales telefónicas Trópico, tercerizó los servicios de mantenimiento y asistencia técnica de sus productos. En poco tiempo, Possa y sus tres socios, Carlos Henrique, Marco Bezzi y Fernando Ferreira – ex empleados de Promon -, percibieron que existía una gran posibilidad de crecimiento si la empresa también prestase asistencia técnica para los sectores de telecomunicaciones y de la industria electrónica. El problema es que cada fabricante tiene sus especificidades. De esa forma, el mantenimiento de las placas de diversos tipos de centrales u otros equipos sería muy complicado y oneroso.

Calidad en el espacio
La solución consistió en crear un sistema que hiciera estos tests y pudiera ser reconfigurado para adecuarse a los diferentes tipos de módulos electrónicos de cada fabricante. En marzo de 2000, tras obtener el apoyo del Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE) de la FAPESP, la empresa empezó a desarrollar el Sartme, que ya ha llamado la atención incluso de técnicos del Centro Técnico Aeroespacial (CTA) del Ministerio de Aeronáutica. Éstos están interesados en el sistema para su uso en el montaje del Vehículo Lanzador de Satélites (VLS), que está siendo desarrollado en dicho Centro. En ese caso, el sistema será utilizado en el control de calidad para pruebas del equipo electrónico del VLS.

Según Possa, la idea inicial era solamente ampliar los servicios de reparaciones ofrecidos por la empresa, es decir, hacerlos en gran escala. Pero con el Sartme, el foco acabó variando un poco. De una simple prestadora de servicios, pasó a ser también una empresa que desarrolla tecnología. Pero sus directores no pretenden, por lo menos por ahora, cambiarle el perfil a Qualibrás. La empresa continuará en el rubro de asistencia técnica y mantenimiento. Con relación al Sartme, éste será ofertado, juntamente con las adaptaciones de software necesarias para cada aplicación, a otras empresas de mantenimiento y a los fabricantes y ensambladores de productos electrónicos.

Para los directores de Qualibrás, este producto sienta las bases para el desarrollo de nuevas tecnologías. Para Possa, Brasil no es fuerte aún en el área de reparaciones en gran escala de equipamientos electrónicos y de telecomunicaciones. En Estados Unidos, el mayor mercado mundial en ese sector, el área de asistencia técnica y mantenimiento es atendida por grandes empresas, que prestan servicios de reparaciones en gran escala.

Para hacer factible la producción del equipamiento en mayor escala, Possa ha recorrido las agencias de financiamiento en busca de capital de riesgo para su empresa. La primera experiencia se concretó en abril del año pasado, cuando participó de una ronda del Venture Fórum, una reunión organizada por la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep) entre empresarios y inversores. “Fue a partir del apoyo del Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae) y de los contactos surgidos en el Venture Fórum que pude darle una nueva dimensión a la empresa”, comenta Possa. El ejecutivo subraya que, gracias a ese apoyo y a la explosión del sector de telefonía del año pasado, la facturación de la empresa fue de más del doble en dos años. En 2001, Qualibrás facturó 3,4 millones de reales y creció un 69% con relación a 2000, año en el cual la misma ya había registrado un crecimiento del 34%.

Medición remota
Al tiempo que está finalizando el Sartme, Qualibrás se prepara para salir en busca de recursos para otro producto que se encuentra en gestación en un segundo proyecto de la empresa, también financiado por el PIPE, aún en su primera fase. Se trata de un sistema que transmite remotamente las mediciones de consumo, monitorea y puede conectar y desconectar el suministro de energía eléctrica.Estas informaciones transitan por la propia línea de transmisión junto con los datos enviados directamente a la compañía de distribución de energía. Más allá de la ventaja de evitar la instalación de cables entre estos puntos, dicho sistema estimula el uso de la tecnología y la instrumentación digital en sistemas eléctricos.

Este proyecto adquiere importancia con el fin del racionamiento eléctrico iniciado el año pasado en Brasil, pues el gobierno estudia una reducción de la tarifa para quienes consumen energía fuera de los horarios pico – la llamada tarifa amarilla. Las perspectivas de los productos de Qualibrás muestran que la empresa está empezando a andar por nuevos caminos. Ha comenzado a ampliar su gama de intereses justo en el preciso momento en el cual ha percibido la necesidad de un equipamiento para mejorar su prestación de servicios. Aun sosteniendo el nicho original en el mantenimiento y la asistencia técnica para centrales telefónicas, ya ha incorporado a su trayectoria un comportamiento típico de empresa que invierte en la innovación tecnológica para ser más competitiva.

El proyecto
Sistema Automático Reconfigurable de Test de Módulos Electrónicos  (nº 99/06287-0); Modalidad Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE); Coordinador Gilberto Antônio Possa – Qualibrás; Inversión R$ 328.706,00

Republicar