Imprimir Republicar

Tecnociencia

La energía eléctrica, ahora con tarjeta prepaga

Los consumidores residenciales de algunas ciudades del interior de São Paulo podrán, ya al final de este primero semestre, comprar energía eléctrica con una tarjeta prepaga, similar a una tarjeta telefónica. La Companhia Paulista de Força e Luz (CPFL) está sellando un contrato con la empresa Procomp para la instalación del sistema en 30 ó 40 mil residencias. La tecnología de la tarjeta prepaga para medir la energía fue desarrollada por el Lactec –el Instituto de Tecnología para el Desarrollo de Paraná–, que se la transfirió a la empresa. El instituto, una entidad privada sin fines de lucro, que mantiene un convenio de la Universidad Federal de Paraná, recibirá royalties sobre el valor del contrato y brindará asesoría técnica.

El sistema está compuesto por un medidor electrónico ubicado en el lugar del medidor convencional y de una unidad adicional instalada dentro de las residencias, en donde se inserta y se controla la tarjeta. Inglaterra y Sudáfrica ya han adoptado sistemas similar, pero con otra tecnología. “Toda la base de microelectrónica del Lactec tiene desarrollo propio. Y también agregamos componentes para el mercado brasileño”, explica Henrique Ternes Neto, director superintendente del instituto. Según Ternes, si la energía contratada termina durante el fin de semana o a la noche, no habrá interrupción del suministro.

Republicar