Imprimir Republicar

Tecnociencia

Un plástico magnético sensible a la luz

El primer material plástico que es al mismo tiempo magnético y sensible a la luz –y que se espera permita perfeccionar las bases de datos de los computadoras –es la novedad presentada por un grupo de investigadores de materiales de la Universidad de Ohio, Estados Unidos. Al ser alcanzado por rayos de luz azul, el material se vuelve una vez y media más magnético, mientras que la incidencia de la luz verde revierte ese efecto en un 60%. Este magnetismo inducido por la luz solamente se produce a partir de una temperatura de 200 grados Celsius negativos. El plástico magnético consiste en una película del polímero tetracianoetileno combinado con iones de manganeso (átomos de manganeso sin los electrones).

Luego de recibir una carga de seis horas de luz láser azul, el material mantiene un alto grado de magnetismo, aun estando al oscuro. Arthur Epstein –que desarrolló este material en colaboración con Joel S. Miller, de la Universidad de Utah, y con fondos de la Fuerza Aérea y del Departamento de Energía– explica que las diferentes longitudes de onda de las luces de color azul y verde harían que las moléculas del polímero cambien de forma y de propiedades magnéticas. Se cree que los sistemas óptico-magnéticos trabajan más rápida y eficientemente que los de la electrónica tradicional, pero esto exigirá aún años de investigación, resalta Epstein: “Desearíamos ver al magneto trabajando a temperaturas más altas, antes de hablar sobre un desarrollo comercial”.

Republicar