Imprimir Republicar

Tecnociencia

Cápsula cerámica controla la irrigación

Un sensor para que los agricultores determinen el momento justo para irrigar las plantaciones fue desarrollado y patentado por Embrapa Hortalizas, y en breve será lanzado comercialmente. Este sistema de control de irrigación, denominado Irrigas, consiste en una cápsula porosa, similar a los filtros de agua domésticos, conectada mediante una manguera flexible a una pequeña cuba transparente, colocada en un frasco con agua en el momento de la medición. La cápsula porosa es instalada en el suelo cerca de la raíz de las plantas, a una profundidad de entre 15 y 30 centímetros.

Cuando el suelo está irrigado, los poros permanecen llenos de agua e impermeables al paso del aire. Cuando la planta va consumiendo agua, el suelo se seca y parte de los poros permanece abierta al paso del aire. De esta manera, en el suelo seco el aire escapa cuando la cuba es sumergida en agua. La cápsula porosa puede ser instalada tanto en la vertical como en la horizontal. La posición horizontal es recomendable cuando se desea controlar la humedad en capas cercanas a la superficie del suelo. El precio de venta del sensor será de alrededor de 15 reales.

Republicar