Imprimir Republicar

Estrategias

¿Cómo comunicar los riesgos de la cura?

Ni bien es anunciado un nuevo medicamento o tratamiento empiezan las especulaciones sobre sus efectos colaterales. Entrevistadores de radio y televisión atormentan a los investigadores con la pregunta: ¿es completamente seguro? El contestar que sí puede ser una liviandad. Mencionar estadísticas, puede sonar demasiado teórico. Afirmar que no se sabe, frustrante. Por eso, responder a la cuestión sin herir susceptibilidades se convirtió en el tema de un congreso que reunió en julio pasado a científicos, periodistas y políticos en el Science Media Centre de Londres, un órgano creado con el fin de mejorar las relaciones entre los científicos y los medios de comunicación (Nature, 15 de agosto).

Las opiniones de los congresales varían. La mayoría cree que el añadir a las explicaciones un “yo confío” puede aplacar las sospechas del público. Pero nadie disiente en que es mejor evitar expresiones de la jerga científica, del tipo “índice coyuntural de incertidumbre”. La cuestión acerca de cómo presentar estadísticas también estuvo en la agenda. Alguien recordó que recientemente la prensa informó que la terapia de reposición hormonal aumenta un 26% los riesgos de incidencia de cáncer de mama, omitiendo que la cifra significa un incremento de apenas ocho casos por cada 10 mil mujeres. Según David Purdie, obstetra del Hull Royal Infirmary, eso equivale a decir que Cristo fue traicionado por un 8,5% de sus apóstoles. “Cuando a decir verdad”, sostiene, “ese trabajo lo hizo apenas uno de los 12.” 

Republicar