Imprimir Republicar

Tecnología

Crean un fortificante vegetal

Investigadora sintetiza una fitohormona que incrementa la masa de las plantas y el número de semillas

Algunos de los cambios observados en ciertas plantas, tras la aplicación en su parte aérea de una hormona de origen vegetal sintetizada en laboratorio, fueron el aumento de la masa y del número de semillas, en los casos del garbanzo y el arroz, y de los granos por vaina en el fríjol. Las flores ornamentales también preservaron sus características durante un período de tiempo mayor que el habitual en las pruebas realizadas por investigadores del Laboratorio de Fitoquímica, del Instituto Agronómico de Campinas (IAC), con la fitohormona 24-epibrasinólido, de la clase de los brasinoesteroides.

Estos resultados se obtuvieron en el marco de un proyecto que recibió apoyo de la FAPESP en la modalidad Apoyo a Jóvenes Investigadores, coordinado por Mariângela de Burgos Martins de Azevedo. “Varios grupos del exterior ya habían hecho pruebas, y los resultados eran muy buenos para la cosecha”, cuenta Mariângela. La idea era sintetizar algunos brasinoesteroides naturales y, si hubiera tiempo, algunos análogos, es decir, sustancias con estructura similar a la de esas fitohormonas, pero que no se encuentran en la naturaleza.

En el transcurso del proceso, el grupo empezó a realizar pruebas para potencializar su actividad. Para tal fin, resolvió encapsular a los brasinoesteroides en ciclodextrinas. Estas sustancias naturales, producidas mediante la degradación del almidón, son formadas por seis, siete u ocho moléculas de glucosa, cuya estructura presenta una cavidad capaz de alojar moléculas en su seno. El éxito del experimento llevó a los investigadores a solicitar la patente del compuesto de inclusión de las fithormonas en ciclodextrinas para aplicaciones agrícolas. Cuando se los incluye, su liberación se produce según la necesidad de la planta. Según Mariângela, esa técnica es usada para productos farmacéuticos y cosméticos.

Los análogos también demostraron tener gran potencial de aplicación. “A pesar de que la actividad biológica es un poco inferior a la de las hormonas naturales, éstas son más viables en termos de costo de preparación”, evalúa Mariângela. La preparación de los análogos forma parte de otro trabajo, desarrollado por Marco Antonio Teixeira Zullo, también del Laboratorio de Fitoquímica del IAC.

La patente ha suscitado el interés de una empresa de capital de riesgo, pero las negociaciones no prosperaron porque dicha firma no quiso invertir en estudios para el empleo del producto a gran escala. No obstante, Mariângela se considera satisfecha con los resultados, pues el planteo inicial derivó en nuevas perspectivas de investigación, ahora en el área de fármacos, con el desarrollo de un medicamento antitumoral que se encuentra en fase de pruebas.

EL PROYECTO
Síntesis de Brasinoesteroides, Importantes Promotores de Crecimiento Vegetal
Modalidad
Programa de Apoyo a Jóvenes Investigadores
Coordinadora
Mariângela de Burgos Martins de Azevedo – IAC
Inversión
R$ 74.985,00 y US$ 43.800,00

Republicar