Imprimir Republicar

Estrategias

El mundo repiensa las patentes

Un informe de la Comisión sobre Derechos de Propiedad Intelectual publicado el 12 de septiembre, aporta cuestiones relevantes sobre el polémico tema de las patentes, según informa la revista The Economist (del 14 de septiembre). La comisión fue instituida por el Departamento de Desarrollo Internacional de Gran Bretaña para analizar de qué modo funcionan los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) en los países pobres. El mensaje del reporte es claro: las naciones pobres deberían evitar comprometerse con sistemas de protección de los DPI del mundo rico, a menos que éstos sean beneficiosos para sus necesidades. Los países ricos, que mostraron interés en el desarrollo sostenible en la reciente cúpula de Johannesburgo, tampoco deberían presionar a favor de algo más fuerte.

Como parte de un acuerdo comercial elaborado hace ocho años, los países que entraban en la Organización Mundial de Comercio suscribían los Trips (aspectos relacionados con el comercio de los derechos de propiedad intelectual), que establece patrones mínimos para la protección legal de la propiedad intelectual. Los países pobres tiene tiempo hasta 2006 para cumplir los requisitos del tratado. Los Trips no crean un sistema universal de patentes, sino que establecen una lista de reglas básicas que describen la protección que el sistema de cada país debe suministrar. La India y Brasil están empezando ahora a flexionar los músculos, cuando se entabla la pugna entre los patrones occidentales de protección de los DPI y las cuestiones de interés público, como la salud y la agricultura.

La letra de los Trips brinda a los países pobres una gama considerable de posibilidades para velar por sus intereses. En la cuestión de los medicamentos, por ejemplo, los Trips permiten la licencia obligatoria bajo ciertas condiciones. Recientemente, Brasil se valió de una amenaza de licencia obligatoria para lograr descuentos en los precios por parte de las compañías farmacéuticas, una artilugio apoyada por la comisión.

Republicar