Imprimir Republicar

Estrategias

Para salvar la reputación de Fleming

El investigador Milton Wainwright, de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, recurrió a un método utilizado en música para salvar la reputación de Alexander Fleming, el padre de la penicilina (Nature, 31 de outubro). Fleming descubrió la droga en 1928, pero, lejos de ser homenajeado, siempre ha sido recordado como alguien que no se preocupó por aislar la sustancia, ni se percató de su potencial como medicamento –cosa que habría retrasado por una década la propagación de sus beneficios.

Al igual que un musicólogo que intenta completar una sinfonía inacabada basándose en fragmentos de partituras, Wainwright reconstruyó las prácticas de laboratorio de Fleming, apoyándose en los apuntes que éste dejó. Luego, y siendo rigurosamente fiel al estilo y al método del científico, elaboró un documento que cree que sería el estudio que el propio Fleming escribiría sobre la penicilina si hubiese logrado juntar los datos que necesitaba. Todo esto para probar que Fleming no era ningún diletante. Y que tenía plena consciencia acerca de la importancia de su descubrimiento para la medicina, mucho antes de la droga fuera aislada por otros dos científicos, en 1940.

Republicar