Imprimir Republicar

Tecnología

Una empresa de talentos

Ex alumnos de la Unicamp utilizan un nuevo sistema para construir software adaptados a cada cliente

NEGREIROSEl próximo mes de abril la empresa Ci&T Systems celebrará ocho años de actividad, con ventas anuales de 15 millones de reales y 140 empleados. Tamaño éxito en tan poco tiempo fue alcanzado por la entonces microempresa bajo el comando de tres jóvenes que se recibieron a comienzos de la década de 1990 en ingeniería de la computación en la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp). César Gon, de 30 años, Fernando Matt, de 29, y Bruno Guiçardi, de 30, desarrollaron soluciones innovadoras para software de comercio electrónico (e-business) y conquistaron un mercado integrado principalmente por grandes empresas. El principio adoptado por éstos fue crear estructuras que permitieran la construcción rápida y flexible de programas producidos de acuerdo a la necesidad de cada cliente, por medio de componentes de software desarrollados previamente. Esas soluciones son denominadas componentización.

“Desarrollamos una arquitectura que incorpora las más recientes innovaciones existentes en el mercado, utilizando y reutilizando cada componente básico de varios programas, como respuesta a las nuevas demandas que se originan dentro de una empresa”, afirma Gon, máster en ciencia de la computación y presidente de la empresa. Gon traza un paralelo entre la historia del software y la de la industria automotriz, que evolucionó de una producción casi artesanal a una cadena productiva que integra a proveedores de piezas y terminales automotrices.

“Ci&T – la terminal, en esa analogía – utiliza ‘pedazos’ de programa listos en un software hecho a la medida. Es mucho más rápido y económico que aquéllos en los que se construye cada pieza para resolver problemas similares”, dice Gon. Este sistema presenta ventajas con relación a las dos opciones disponibles en la actualidad. Una ofrece software listos, ya en la estantería, que no satisfacen determinadas necesidades específicas de cada empresa. La otra brinda programas desarrollados a la medida, de costo elevadísimo y largo tiempo de maduración.

Por eso el software componentizado para comercio electrónico, tal como se lo conoce, ha atraído el interés de organizaciones del porte de Petrobras, Natura, AGF Brasil y BankBoston, por mencionar apenas a algunos de los clientes de la cartera que Ci&T conquistó en el transcurso de sus ocho años de existencia. En dicho período, la empresa disputó – y ganó – competencias en grandes multinacionales, lo que acabó facilitando su rápido crecimiento.

Stock global
El primer contrato suscrito por Ci&T, de 50 mil reales, fue con IBM, para la gestión de redes de telecomunicaciones, operación que consolidó la formación de la empresa, en 1995. En 2002, otra multinacional hizo que Ci&T diera el primer salto en dirección al mercado externo. Tras vencer a más de 800 competidores, la firma desarrolló el proyecto de Hewlett-Packard (HP) de reposición automática de stocks en grandes distribuidores, como Pão de Açúcar, Extra, Carrefour y Kalunga.

En tres meses, el sistema, denominado Eletronic Order Fulfillment , fue adoptado también por las unidades de HP de Chile, México y Estados Unidos. Esta primera exportación respondió por el 10% de la facturación de 15 millones de reales de Ci&T el año pasado. El plan de expansión en el mercado mundial incluye una representación comercial en Estados Unidos, para facilitar la participación en ferias y eventos del sector, y para trabajar el mercado de ese país.

La meta – que es ambiciosa, tal como reconoce César Gon – es crecer un 50% por año hasta 2007, cuando pretenden llegar a los 100 millones de reales de ingresos. Para ello, Gon estudia la entrada de un socio estratégico este año, posiblemente un inversor de capital de riesgo. No obstante, el empresario no se deja seducir aún por el mercado de capitales, y pretende que su firma siga como una sociedad anónima (S.A.) de capital cerrado. Al optar por esa línea de crecimiento un poco más lenta, Ci&T logró sortear la crisis que afectó al sector de Internet en los últimos años. “Nuestro foco reside en las empresas tradicionales, de negocios sólidos, con la cuales establecemos una relación de largo plazo. Visualizamos a nuestro cliente globalmente y procuramos delinear el crecimiento de esas empresas durante los próximos cinco años.”

Tras la expansión promovida por el sector de telecomunicaciones, la empresa desarrolló soluciones para industrias, bancos, aseguradoras, empresas de distribución, medios de comunicación y entretenimientos. “Nuestro gran desafío es hacer un puente entre las necesidades del negocio y la tecnología. Y lo hacemos creando equipos humanos volcados a cada cliente. Estos equipos se especializan en segmentos y trabajan por mercado”. El sector de seguros es un ejemplo, con productos desarrollados para BrasilPrev, Caixa Econômica Federal y AGF.

El mayor cliente de Ci&T es Petrobras. En la gigante petrolera, la empresa de Campinas modernizó el sistema de control de datos de movimiento, existencias y calidad de petróleo, gasolina, nafta, gas natural y alcohol. Para Natura desarrolló un nuevo sitio, destinado a aumentar la interactividad entre la mayor empresa brasileña de cosméticos y sus consultoras y consumidoras dispersas por todo Brasil.

Para continuar creciendo, Ci&T está invirtiendo 7 millones de reales en el bienio 2002-2003. Son 2,5 millones de reales provenientes del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), en el marco del Programa de Apoyo al Sector de Software (Prosoft), y 4,5 millones de reales en calidad de recursos propios. Esto permitió mudar la sede de la empresa de un antiguo caserón, emplazado en el centro de la ciudad, a un edificio de 1,6 mil metros cuadrados, con infraestructura tecnológica de vanguardia, ubicado en el Polo de Alta Tecnología de Campinas. La otra parte de los recursos está siendo utilizada para ampliar la red de marketing y comercialización, con la apertura de oficinas en São Paulo, Río de Janeiro y Brasilia.

Nuevos empleos
Una buena parte de las inversiones se destinará al desarrollo de nuevos productos y a la ampliación de su plantilla profesional de 140 a 180 empleados en 2003. Ci&T pretende mantener el perfil que la llevó a crecer: gran parte de su personal corresponde a graduados en ciencia de la computación, pero hay lugar también para los físicos e ingenieros, entre otros profesionales. Del total de empleados, el 70% salió de la Unicamp, el semillero en el que la empresa recluta a sus profesionales, que se autodenominan “la Generación U”. Entre los profesionales de Ci&T, el 30% tiene título de máster o doctor. “Pero la característica común a todos es su capacidad de innovar y su disposición al cambio, un factor que forma parte de la cultura de la empresa”, dice Gon.

Pionera en Brasil en el desarrollo de software basados en componentes, Ci&T apuesta sus fichas ahora a los web services , un recurso que permite la comunicación vía Internet entre sistemas diseñados en diferentes lenguajes de programación, desarrollados por diferentes proveedores y en diversos sistemas operativos. La operacionalidad conquistada por los web services representa el primero paso de la computación distribuida, una tendencia que orientará el futuro del desarrollo de software , afirma Kleber Bacili, coordinador de la unidad de componentes de Ci&T. Antes, las empresas concentraban en grandes computadoras – mainframes – el procesamiento de sus informaciones, muchas veces realizado en máquinas diferentes, que ejecutaban servicios para determinadas funciones.

La gran evolución consiste en crear un sistema que sea compatible y tenga comunicación y acceso directo a varias máquinas y nudos de la red, de manera sencilla, barata y sin ningún tipo de interferencia. Bacili ejemplifica con un banco que utiliza la misma infraestructura tecnológica para hacer análisis de crédito y liberar préstamos. Los web services permiten distribuir la tarea de análisis de crédito entre empresas que se especializan en ello, liberando así el espacio de las computadoras de la empresa para otras misiones. “Mediante este recurso es posible utilizar servicios de todo el mundo”, dice Bacili. Un buen camino para que su empresa continúe en la senda de la innovación.

Republicar