Imprimir Republicar

Ciencia

Sabanas y tres tipos de bosques

La vegetación del estado de São Paulo ahora sigue una denominación adecuada a la terminología nacional

A medida en que se iba perfeccionando la mirada sobre lo que resta aún de verde en São Paulo, las antiguas categorías de vegetación se volvieron demasiado genéricas para dar cuenta de matices cada vez más claros. Diez años atrás se denominaba bosque o mata a la vegetación de los alrededores de Teodoro Sampaio, en las planicies del extremo oeste del estado, con un período lluvioso y otro seco bien definidos (los árboles pierden sus hojas durante la sequía), por ejemplo. Y el mismo término, o floresta, se asignaba a la vegetación de Campos do Jordão, zona ubicada en el este del estado, con árboles como las araucarias, que crecen a 1.500 metros de altitud bajo una lluvia continua durante todo el año y nunca pierden las hojas a causa de la sequía.

Para lidiar con las diferencias de comportamiento, suelo, clima y relieve, los investigadores actualizaron las categorías de vegetación del estado de São Paulo, adoptando la terminología del proyecto Radam-Brasil, un gigantesco mapeamiento del territorio nacional llevado a cabo en los años 70 que implicó el uso de aviones, helicópteros y equipos terrestres. La región sudeste había quedado afuera del patrón propuesto, ya que la prioridad era conocer y relevar el interior de la Amazonia (Radam quiere decir Radar de la Amazonia) y de la región nordeste.

Convertidas a la terminología del Radam, las matas o bosques y las “capoeiras” – trechos de bosque natural en regeneración – se desdoblaron en tres tipos de vegetación: el Bosque Ombrófilo Denso, cerca del litoral; el Bosque Ombrófilo Mixto, en áreas altas, como Campos de Jordão; y el Bosque Estacional Semidecidual, con períodos lluviosos y secos bien definidos, como en Teodoro Sampaio (el término ombrófilo remite en griego a una región de abundantes lluvias). Y el término “Cerrado”, de uso regional, dejó su lugar a la categoría de Sabana, asignada internacionalmente a la vegetación formada por árboles tortuosos, que crecen sobre suelos pobres y ácidos. “En inglés, ‘Cerrado’ correspondería a una vegetación más cerrada, aquí llamada ‘cerradão'”, observa Baitello. “Ahora usamos un patrón más universal, casi que el nombre científico de cada tipo de vegetación.”

Entonces son ahora cinco las categorías básicas de la vegetación paulista:

Bosque Ombrófilo Denso – Son los tramos de Bosque Atlántico que se encuentran situados a lo largo de la costa, en regiones de temperatura elevada (medias de 25° Celsius) y lluvias intensas y muy bien distribuidas a lo largo del año, prácticamente sin estación seca. Comprende a la restinga en calidad de ecosistema asociado, existente junto a las playas y llanuras costeras.

Bosque Ombrófilo Mixto – Situado en regiones con altitudes de entre 1.200 y 1.800 metros, lluvias bien distribuidas a lo largo del año y un corto período seco (inferior a los 60 días). A esta región también se la llama mata de araucarias o pinar.

Bosque Estacional Semidecidual – Se caracteriza por tener dos estaciones climáticas: una lluviosa y otra seca, que condicionan el comportamiento de las plantas: entre los árboles, entre el 20% y el 50% pierde las hojas durante el período seco (dos o tres meses). Abarca los tramos de Bosque Atlántico encontrados en el interior del estado de São Paulo.

Sabana (“Cerrado”) – Vegetación adaptada a regiones normalmente llanas, con climas secos (entre uno y cuatro meses sin lluvia) y suelos pobres y ácidos. Se presenta en cuatro diferentes formas: sabana típica (“cerrado” stricto sensu), con arbustos y árboles de hasta 7 metros de altura, ramas y troncos tortuosos recubiertos por una espesa corteza; sabana forestada (“cerradão”), con árboles de hasta 12 metros de altura, más cerrada y densa que la sabana típica; sabana arborizada (“campo cerrado”), con predominio de vegetación herbácea, principalmente gramíneas, y pequeños árboles y arbustos bastante espaciados entre sí; y sabana gramíneo-leñosa (“campo”), constituida por una vegetación herbácea y sin árboles.

Manglar – Vegetación encontrada en áreas en las que las aguas del mar y de los ríos se mezclan; adaptada a la salinidad elevada y al suelo barroso.

Los tramos en los que estos tipos básicos de vegetación se mezclan aparecen en el mapa como contactos, también denominados áreas de tensión ecológica. Hay nueve contactos – entre Sabana y Bosque Ombrófilo Mixto o entre Sabana y Bosque Estacional Semidecidual, por ejemplo -, a su vez divididos en dos grupos. Cuando las especies realmente se entrelazan, se forman los llamados ecotonos, en los cuales las características originales de cada tipo de vegetación se pierden. Existen también los llamados enclaves, en los cuales un tipo de vegetación – la Sabana, por ejemplo – forma islas cercadas por otro tipo – un Bosque Estacional Semidecidual, por ejemplo.Pero, ¿qué se hace con los nombre antiguos, como en el caso de “Cerrado”? Pueden seguir usándose, lógico, aunque ahora se han tornado claramente genéricos.

Los Proyectos
Unidades Fisionómico-Ecológicas Asociadas a los Remanentes de la Cobertura Vegetal Natural del Estado de São Paulo
Modalidad
Proyecto do Biota-FAPESP
Coordinador
João Batista Baitello – Instituto Forestal
Inversión
R$ 127.875,00

Caracterización y Cuantificación de la Materia Prima Forestal (Pinus y Eucalipto) del Estado de São Paulo
Modalidad
Políticas Públicas
Coordinador
Francisco José do Nascimento Kronka – Instituto Forestal
Inversión
R$ 218.476,00

Republicar