Imprimir Republicar

Reseñas

Los paneles de la Colonia

Un libro publicado en Portugal contiene ensayos sobre el Brasil colonial

El libro Da América portuguesa ao Brasil , publicado hace algunos meses en Lisboa, brinda una excelente impresión sobre ese magnífico historiador que es Stuart B. Schwartz. De los siete ensayos que integran el libro, cuatro son inéditos en Brasil, y dos de los otros tres que ya se habían publicado en el país desempeñaron un papel decisivo en algunas de las discusiones más “acaloradas” de la historiografía brasileña contemporánea: la de la importancia de la esclavitud indígena en el desarrollo de la producción azucarera de la Colonia y la del rol de una agricultura de subsistencia en la vida económica de ese entonces.

En el primer caso, se trata del capítulo I, “Trabajo indígena y cultivo en gran escala en el Nuevo Mundo”; en el segundo, del capítulo III, “Campesinos y esclavitud: alimentando el Brasil del final del período colonial”, donde está quizá la mejor crítica hecha hasta hoy a los límites de la “teoría” de la brecha campesina. En una sociedad esclavista y colonial, volcada a la producción de géneros comerciables en el mercado externo, la agricultura de subsistencia se desarrolló articulada a la de exportación, y debía irremediablemente asentarse en la mano de obra esclava: cuando se salieron bien, los sectores del campesinado no constituyeron una alternativa económica distinta, sino que se abocaron a la utilización del trabajo compulsivo de africanos.

Los otros tres capítulos aquí traducidos por primera vez constituyen una contribución oportuna al estudio de los imperios ibéricos, cada vez más en boga en Brasil y en Portugal. En “El periplo de los vasallos: poder real, deberes nobles y capital mercantil antes de la Restauración, 1624-1640”, Schwartz aborda la expedición enviada en 1625 para liberar Bahía, en ese entonces bajo control holandés, y muestra que ése fue un punto de viraje en la historia del Atlántico ibérico, “la última representación de los antiguos lazos entre la nobleza y la corona”. Quince años después, con la Restauración de los Bragança en el trono de Portugal, se desmoronarían los sueños de una monarquía ibérica integrada y un imperio unificado.

“Pánico en las Indias: la amenaza portuguesa al Imperio español, 1640-1650” constituye un notable análisis sobre le papel del miedo y de los rumores en la desestabilización de la gran política. A partir de 1640, cuando Portugal recobró la independencia con relación a España, el miedo de que los portugueses residentes en las conquistas españolas se uniesen a los negros (internamente) o a los competidores extranjeros (holandeses, ingleses y franceses) asoló los dominios de Castilla, desde México hasta Buenos Aires.

Schwartz muestra con maestría de qué manera, en aquel momento, nada indicaba que las posesiones del Imperio portugués, entre ellas Brasil, adhiriesen a la nueva monarquía: nosotros naturalizamos ese argumento, viendo como una obligación que todas las colonias siguiesen a Portugal una vez independiente. Cuando llegó a Madrid la noticia de que Brasil adhiriera al nuevo rey Bragança, este hecho fue considerado como una traición y dolió más que la pérdida de Cataluña.

En “La formación de una identidad colonial en Brasil”, Schwartz aborda el difícil tema ya enunciado en el título y aporta una contribución significativa. La hipótesis más audaz del capítulo indica que la conciencia de la distinción y la diferencia de los colonos ante los súbditos surgió primero entre los grupos mestizos, las elites seguían estando muy ligadas a Portugal, y sobre todo a nivel regional: no hubo durante mucho tempo un sentimiento de pertenencia a una totalidad llamada Brasil.

El último capítulo del libro, “Después de la dependencia”, realiza un balance de la producción historiográfica brasileña dedicada al período colonial y constata que, de los años 1980 en adelante, ha mermado el interés en asuntos de índole más bien económica, tributarios en gran medida de la teoría de la dependencia, y aumentó el aprecio por los análisis de cuño cultural. Faltaría añadir que, en la historia reciente de nuestra historiografía, Stuart Schwartz siempre ha brillado, y se consagró como historiador del nordeste azucarero; pero lo que ha venido mostrando sobre las dinámicas del Imperio merece examinarse con atención, y constituye un sano antídoto contra los modismos que atacaron esos dominios en los últimos años.

Laura de Mello e Souza es profesora titular de Historia Moderna del Departamento de Historia de la Universidad de São Paulo

Da América portuguesa ao Brasil: Estudos Históricos
Stuart B. Schwartz
Traducción portuguesa de Nuno Mota
Difel (*)
324 páginas /  20 euros

(*) Más información sobre el libro, editado en Portugal, puede solicitarse por correo electrónico: difel@difel.pt 

Republicar