Imprimir Republicar

Tecnociencia

La electricidad de la cáscara del copuazú

La cáscara del copuazú está empleándose en una pequeña comunidad amazónica del municipio de Manacapurú, a 90 kilómetros de Manaus, como biomasa para generar 20 kilovatios (kW) de energía eléctrica, suficientes como para asegurar el funcionamiento de una agroindustria de extracción y venta de la pulpa del fruto, actualmente vendida in natura. La producción de energía eléctrica se concreta cuando se quema la cáscara dentro de un equipo llamado gasificador, con poco oxígeno.

La combustión incompleta produce un gas con un poder calorífico equivalente a un 25% del que tiene el gas natural, que es adicionado a un motor de gasoil. “El gas reduce en hasta un 80% el consumo de gasoil”, dice la investigadora Sandra Apolinário, del Centro Nacional de Referencia en Biomasa de la Universidad de São Paulo. El proyecto es de la  Financiadora de Estudios y Proyectos.

Republicar