Imprimir

Tecnociencia

Una célula de combustible más potente

Está funcionando ya en forma definitiva la célula de combustible de mayor potencia, totalmente desarrollada en Brasil. Este equipo fue proyectado y producido por la empresa Electrocell, incubada en el Centro Incubador de Empresas Tecnológicas (Cietec) instalado en el Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen, sigla en portugués), en la Ciudad Universitaria de São Paulo.

Con capacidad de producir 30 kilovatios (kW) de energía eléctrica, puede abastecer a un edificio comercial de tres pisos. Este equipo va dotado de placas que transforman químicamente el hidrógeno acondicionado en cilindros en electricidad, de forma silenciosa y dejando como residuo únicamente limpia y caliente. La célula fue financiada por Eletropaulo, empresa distribuidora de energía eléctrica de São Paulo, a un costo de 1,7 millones (lea el artículo completo en Pesquisa FAPESP nº 92).

Inicialmente este equipo servirá para suministrar energía a algunos pisos del edificio del Ipen. La inauguración de la nueva célula (la empresa ya había producido prototipos menores con financiamiento del Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas – PIPE, de la FAPESP) contó con la presencia del ministro de Ciencia y Tecnología (MCT), Eduardo Campos. En la ocasión (el 29 de agosto), el ministro firmó una resolución que restablece el Programa Brasileño de Sistemas de Célula de Combustible (Procac), creado en noviembre de 2002, pero que aún no havia despegado.

El programa contará con 4,5 millones de reales para el área de recursos humanos, y 3,5 millones de reales para proyectos de desarrollo tecnológico, equipos y mantenimiento. El Procac está bajo la coordinación del secretario de Política de Informática y Tecnología, Francelino Grando, del MCT, y cuenta con una red de 17 instituciones de investigación. 

Republish