Imprimir Republicar

Política C&T

La aventura del conocimiento

Más de 1.800 eventos le dan marco a la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología

miguel boyayanLa noche del día 27 de octubre los brasileños miraron hacia el cielo para ver un eclipse lunar. Ese experimento colectivo de observación astronómica correspondió al cierre de la primera Semana Nacional de Ciencia y Tecnología. En el Memorial Maria Aragão, con sede en el estado de Maranhão, más de dos mil personas pudieron ver la sombra de la Tierra proyectada en la Luna en ocho puntos de observación habilitados por la Asociación de Astrónomos Amateurs de Maranhão. En la Zona Cero, ubicada en Macapá, 4 mil personas presenciaron el fenómeno con la ayuda de telescopios, binóculos y – con ayuda de un cielo claro – hasta a simple vista.

El experimento, conocido como “Brasil mira hacia el cielo”, se repitió en el Planetario del Parque Ibirapuera de São Paulo, en el Museo de Astronomía y Ciencias Afines (Mast) de Río de Janeiro, en la Universidad Federal de Espírito Santo y hasta en la aldea guaraní Piraquara de Curitiba. La semana fue un éxito, de acuerdo con la evaluación del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT), responsable de la organización. Fueron más de 1.800 eventos en 252 localidades brasileñas, realizados entre los días 18 y 22 de octubre. Al menos 300 universidades, laboratorios, institutos de investigación y museos abrieron sus puertas al público. Alrededor de 130 mil personas, según las cuentas del MCT, asistieron a las charlas y participaron en talleres y visitas monitoreadas, en las cuales se fusionaban ciencia, cultura y arte.

El evento, creado por decreto presidencial en junio pasado, tuvo por objeto difundir y popularizar la ciencia, y se repetiría todos los años, siempre en el mes de octubre. “Analizaremos los errores cometidos, corregiremos las fallas y ampliaremos el tamaño del evento, como miras a que participen mil localidades brasileñas el año que viene”, dice Ildeu de Camargo Moreira, director del Departamento de Popularización y Divulgación de la Ciencia, de la Secretaría de Ciencia y Tecnología para la Inclusión Social del MCT.

Muchas de esas actividades se llevaron a cabo en escuelas y lugares públicos. Científicos del Centro Brasileño de Investigaciones Físicas y de Ciencias del Estado de Río de Janeiro, de la Fundación Oswaldo Cruz, del Instituto Vital Brasil y del Museo de Astronomía y Ciencias Afines, por ejemplo, literalmente acamparon en la Estación Central de Brasil, en Río de Janeiro. Niños, jóvenes y adultos hicieron cola para aprender a extraer moléculas de ADN de una fresa, tuvieron clases de electricidad y aprendieron nociones de movimiento y velocidad. El día 23, centenas de personas hicieron un viaje en tren entre la Central de Brasil y Nova Iguazú, en la Bajada Fluminense, en compañía del astronauta brasileño Marcos César Pontes.

Mientras tanto, un grupo de estudiantes recorría la Senda Histórica en el Instituto de Investigación del Jardín Botánico, para conocer desde las edificaciones históricas de la época del Imperio hasta las colecciones botánicas representativas de los ecosistemas brasileños.

Fútbol de robots
En Recife, capital de Pernambuco, centenares de personas se hicieron presentes en la Zona Cero para ver la réplica del cohete Sonda II, construido en una proporción tres veces menor que el original, y conocer robots inteligentes hechos con base en esqueletos de artefactos electroeletrónicos, entre otras novedades. La muestra contó con el apoyo de 41 instituciones, entre universidades y fundaciones. En el estado de Acre, un seminario mostró de qué manera la Ciencia y la Tecnología puede auxiliar al agronegocio, y en Tocantins la semana se dedicó al estudio de las matemáticas. En Amazonas, la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de Amazonas (Fapeam, sigla en portugués) movilizó a investigadores, docentes y estudiantes en actividades de educación indígena, por medio de seminarios itinerantes en varias localidades ribereñas.

Baurú, localidad del interior en São Paulo, realizó la segunda competencia internacional de fútbol de robots, promovida por el Institute of Electrical and Electronics Engineers de Estados Unidos. Participaron en el evento 26 equipos de cuatro países. El equipo de la Universidad Federal de Río Grande do Sul (UFRGS) venció todos los cotejos que disputó, convirtiéndose así campeón invicto de la competencia.

FAPESP.Indica
La FAPESP participó en la coordinación de la primera Semana de Ciencia y Tecnología en São Paulo. “Pudimos medir la importancia del evento en los diferentes núcleos y centros de investigación”, dijo Carlos Vogt, presidente de la Fundación.Simultáneamente a las actividades organizadas por los Centros de Investigación, Innovación y Difusión (Cepid), la FAPESP lanzó el día 18 de octubre el sitio FAPESP. Indica, una página sin paralelo en Brasil que ayudará a investigadores, gestores y otros interesados en la consulta de informaciones para la producción y análisis de indicadores de ciencia, tecnología e innovación (CT&I).

Este sitio reúne sistemas de información especializados, nacionales e internacionales. El nuevo servicio abarca decenas de países, divididos regionalmente o en bloques, como la Unión Europea (UE) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). “Ese radio acción internacional representa un importante paso para la organización de un conjunto de informaciones relativas a otros países y escenarios que permitirán una visión más crítica para el desarrollo del sector en Brasil”, dice Vogt.

Republicar