Imprimir Republicar

Política C&T

Para reforzar el apoyo

El Programa Nuevas Fronteras facilitará la realización de pasantías en el exterior

La FAPESP ha lanzado el Programa Nuevas Fronteras para el apoyo a la realización de pasantías de larga duración por parte de investigadores en centros de excelencia en el exterior, en áreas de conocimiento que todavía no se han consolidado en el estado de São Paulo. Por esta vía, la Fundación pretende expandir la política de posdoctorado definida en 2001. Por medio del Nuevas Fronteras, se concederán anualmente un máximo de 20 becas – durante un período de 12 meses y por valor de 25 mil dólares anuales – a investigadores que se hayan doctorado durante los últimos diez años y tengan vínculo laboral en firme con instituciones de investigación paulistas. Desde 2001, las becas de investigación en el exterior tenían una duración máxima de cinco meses.

Estas nuevas becas no incluyen beneficios suplementarios para cónyuges e hijos, y podrán complementarse a través de otras modalidades de apoyo eventualmente obtenidas ante agencias e instituciones extranjeras. El presupuesto anual del programa asciende a 500 mil dólares. Los criterios de decisión para la concesión de becas serán: la calidad del proyecto de investigación, la relevancia de la implantación del área de investigación en el estado, el grado de excelencia del centro donde se realizará la pasantía y los antecedentes científicos y académicos del postulante. Se analizarán únicamente las solicitudes de postulantes cuyas instituciones se comprometan expresa y formalmente a conceder tiempo de alejamiento con vencimiento durante el período de la pasantía y a garantizar la continuidad de su línea de investigación.

Núcleos de excelencia
El Nuevas Fronteras flexibiliza la política de apoyo al posdoctorado implementada por la FAPESP en 2001, con el objetivo de facilitar la formación y el perfeccionamiento de la calidad de los científicos, y multiplicar los núcleos de excelencia de investigación existentes en el estado. La intención de dicha política era estimular la inserción de los noveles doctores en los grupos de investigación paulistas, e fomentar la realización de pasantías de perfeccionamiento en el exterior articuladas con el desarrollo de proyectos de investigación en São Paulo.

Para ello, la FAPESP incrementó el valor de las becas de posdoctorado en Brasil, prorrogó el plazo de concesión de dos a tres años y, en algunos casos, hasta cuatro años. La prioridad quedó por cuenta de las becas vinculadas a proyectos temáticos, a los Centros de Investigación, Innovación y Difusión (Cepid), a programas como el Jóvenes Investigadores, el Genoma y el Biota. El resultado fue que el número de becas de posdoctorado trepó de 546 en 2000 a 845 en 2003, concentradas en grupos de excelencia. Al observar la importancia del intercambio de los jóvenes doctores con grupos de investigación existentes en el exterior, se observa que la FAPESP no ha dejado de financiar pasantías de investigación en el exterior de corta y mediana duración.

Sin embargo, la comunidad científica paulista pasó a reivindicar el apoyo a pasantías en el exterior de larga duración, en las áreas de frontera aún no asentadas con firmeza en el estado. Para atender esta demanda precisamente, se ha creado el programa Nuevas Fronteras.

Republicar