Imprimir Republicar

Tecnociencia

Las marcas profundas del envejecimiento

El estrés psicológico puede actuar bajo la piel y fomentar el envejecimiento celular. Mujeres sometidas a estrés permanente tienen telómeros – las estructuras que recubren el final de los cromosomas – más cortos que los de las que experimentan menos estrés, concluye el estudio de la Universidad de California, Estados Unidos, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Mujeres bajo estrés prolongado presentan también menos telomerasa, la enzima que protege a los telómeros. Elissa Epel, responsable de este trabajo, evaluó el estrés en dos grupos de mujeres sanas: uno con 19 madres de hijos sanos y otro con 39 madres de hijos con enfermedades crónicas, de los cuales tenían que cuidar continuamente. El acortamiento de los telómeros fue mayor cuanto más años se emplearon en los cuidados con los hijos con problemas de salud.

Se midieron los telómeros de las células mononucleares de la sangre, que exhibieron el equivalente a diez años de envejecimiento adicional, explicando por qué, a nivel celular, el estrés puede ocasionar en la aparición precoz de enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Republicar