Imprimir

Tecnociencia

Los colores de la muerte

Hombres y mujeres blancos mueren generalmente de enfermedades crónicas como el cáncer o de aquéllas que atacan a los aparatos circulatorio, respiratorio, digestivo o endocrino, además de las congénitas o las relacionadas con la nutrición, con los huesos o con la piel. En tanto, la muerte de los negros está asociada a causas externas, como enfermedades infecciosas, problemas en el embarazo o en el parto, además de trastornos mentales, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por Luís Eduardo Batista, del Instituto de Salud de São Paulo, y publicado en la Revista de Saúde Pública.

Ese trabajo, hecho en conjunto con Maria Mercedes Escuder y Julio Cesar Pereira, de la Universidad de São Paulo, mostró también que el riesgo de que una mujer negra muera como consecuencia de una enfermedad infecciosa o parasitaria es 1,6 vez mayor que el de las mujeres blancas, mientras la mortalidad en el embarazo, en el parto y en el puerperio es 6,4 veces mayor entre las mujeres negras que entre las blancas.

Entre los hombres negros, la mortalidad por causas externas – accidentes, atropellamientos, homicidios y suicidios – es dos veces mayor que entre los hombres blancos. Las conclusiones se basan en el análisis de las causas básicas de mortalidad en 647.321 registros de defunciones en el estado de São Paulo entre 1999 y 2001, en los cuales el ítem raza o color estaba marcado (un 77,7% de blancos, un 5,4% de negros y un 14,3% de pardos). “Las principales razones de esta situación”, dice Batista, “tal vez sean la falta de acceso a los servicios de salud, la forma en que los médicos tratan a los pacientes o la propia exclusión social”.

Republish