Imprimir Republicar

Memoria

Nuevos vientos soplan en Bahía

La primera escuela de agronomía de Latinoamérica se transformará en universidad

Después de 130 años, la escuela de Agronomía de la Universidad Federal de Bahía (UFBA), la primera que enseñó ciencias agrarias en toda Latinoamérica, cambiará de status. La vieja escuela de Cruz das Almas está a un paso de transformarse en Universidad Federal de Recôncavo Bahiano (UFRB), una antigua reivindicación de ese estado del nordeste brasileño. La región conocida como Recôncavo rodea a la Bahía de Todos los Santos, que incluye Salvador y la isla de Itaparica. El proyecto es ambicioso. En los próximos diez años, la meta apunta a que la UFRB cuente con 30 carreras de grado, 1.200 empleados y 10 mil alumnos, comenta Aureo Oliveira, coordinador del Núcleo de Investigación y Extensión en Ciencias Agrarias de la escuela de Agronomía de la UFBA y del proyecto Memorial de la Enseñanza Agrícola Superior de Bahía, financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y por el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico. Actualmente, la escuela dicta solamente la carrera de ingeniería agronómica, pero este mismo año se abrirán ingeniería de pesca, ingeniería forestal y zootecnia, dentro de la estructura de UFBA todavía. Esta novedad fomentará el movimiento en la región.

?Estas nuevas carreras se crearon en función de la identificación de demandas existentes en el estado de Bahía, afirma Oliveira. Algo similar sucedió al fundarse la por este entonces Imperial Escuela Agrícola de Bahía, en 1875, como consecuencia de la política puesta en práctica en 1859 por el emperador Don Pedro II, que ordenó la creación de institutos de agricultura en todo el país. El Imperial Instituto Bahiano de Agricultura fue el primero. Luego llegaron los de Pernambuco, Sergipe, Río de Janeiro y Río Grande do Sul. La intención era intentar resolver problemas tales como la falta de mano de obra capacitada y de capital y el retraso tecnológico de la producción agrícola. Pero había otras razones: las noticias sobre la evolución de la ciencia agronómica en Europa llegaban a Brasil. Justus Liebig instituyó en Alemania, en la Universidad de Giessen, la enseñanza y la investigación en química agrícola.

En la misma época surgieron los estudios sobre la acción fijadora del nitrógeno en el suelo a cargo de las bacterias, y el uso del calcio para corregir la acidez de la tierra, entre otras investigaciones de gran relevancia para el sector. La primera sede del Imperial Instituto estuvo en São Bento das Lages, Recôncavo. Durante sus primeros 50 años, se realizaron investigaciones y experimentos que contribuyeron a la expansión y consolidación del cultivo de la caña de azúcar. El instituto hizo posible el surgimiento de la Imperial Escuela de Agricultura, con el objetivo de formar agrónomos, silvicultores, veterinarios y técnicos. La escuela empezó bien, pero con el tiempo disminuyeron tanto su interés como los fondos provenientes del Imperio.

En 1889, con la proclamación de la República, hubo un vaciamiento de recursos y de alumnos. Entre 1902 y 1919, sendas crisis derivaron en el cierre y posterior reapertura de la escuela y del instituto. La escuela Agrícola de Bahía, ya con nuevo nombre, ganó en estabilidad en la década de 1930. Ese año fue trasladada a Salvador, y en 1943, a Cruz das Almas. A partir de 1970 quedó vinculada a la UFBA. A excepción del período en que permaneció cerrada, la escuela impartió una buena enseñanza (sus cuadros se sumaron a otras nacientes carreras de agronomía) e investigación de calidad en el estado bahiano. Pero ahora, más de un siglo después, se apresta a lograr su reconocimiento nacional.

Republicar