Imprimir

Carta de la editora | 116

Una explosión estelar

A comienzos de septiembre, la pequeña pero aguerrida comunidad de astrofísicos brasileños celebró un logro que significa una nueva muestra de su alta calificación: el día 4, menos de siete horas después de que un satélite de la Nasa enviara un alerta a todos los astrofísicos de guardia sobre posibles indicios de una explosión de rayos gama en los confines de la constelación de Piscis, el joven científico paulista Eduardo Cypriano, ligado al Soar, captó las primeras imágenes de aquello que posteriormente se verificaría que era una explosión estelar mucho más importante de lo que se suponía. A decir verdad, se trataba sencillamente – tal como se constató a partir de las mediciones del Soar, el observatorio del cual Brasil es uno de los socios mayoritarios, y que cuenta con un apoyo importante de la FAPESP – de la más antigua y distante explosión de una estrella captada hasta ahora desde la Tierra. Y toda esta historia ha sido muy bien contada por el editor especial Marcos Pivetta a partir de la página 40.

Y a propósito, hay más en esta edición sobre estas importantes participaciones de investigadores brasileños en grandes proyectos científicos internacionales: el editor de tecnología, Marcos Oliveira, comenta cómo los físicos brasileños toman parte en un gigantesco estudio referente a las partículas subatómicas, a partir de la página 64.

El Partido de los Trabajadores es también objeto de un artículo de Pesquisa FAPESP, y por una muy sencilla razón, tanto desde el punto de vista periodístico como desde el punto de vista académico: es que, desde su nacimiento, en 1980, el partido que ahora protagoniza una crisis que atrae las miradas de toda la nación hacia Brasilia, fue una de las instituciones políticas del país más estudiadas por sociólogos, cientistas políticos y filósofos de todas partes. Por cierto, recuerdo todavía al pensador francés Felix Guattari, en el auditorio del Centro de Estudios y Acción Social (Ceas) de Salvador (Bahía), durante una noche a comienzos de los años 1980, celebrando la fundación del partido como un hecho efectivamente nuevo en la historia de la izquierda, y es más, en la historia de la política a nivel mundial, si es que podemos decirlo así. Y explicando, explicando incansablemente ésa, su visión, ante un auditorio repleto de rostros ansiosos de gente de unos 30 años que quería, después de tanto sufrimiento impuesto por la dictadura militar, recuperar la fe en la capacidad transformadora de la acción política. Pero, vuelvo a la senda de mi exposición: si ha sido tan estudiado, imaginábamos que quizá la academia contase con alguna nueva luz nueva, como para iluminar la naturaleza, las razones inmediatas y también las más profundas de esta crisis, y sus posibles desdoblamientos. Y en efecto – la tenía… y es precisamente eso lo que se podrá corroborar en el irreprensible artículo del editor de Humanidades, Carlos Haag, que empieza en la página 80.

Hay muchos otros artículos de esta edición que merecerían destacarse en este espacio. No obstante, esta vez voy usarlo para poner de relieve una parte esencial de la identidad de esta revista, que casi siempre permanece a la sombra: el arte. Sugiero dar una mirada más atenta que la habitual a la parte visual de Pesquisa FAPESP, que tiene en el comando a un finísimo artista: Hélio de Almeida, nuestro director de arte, apoyado por un equipo sumamente capaz, integrado por Tânia Maria dos Santos, la jefa de arte, más José Roberto Medda y Mayumi Okuyama y los fotógrafos Miguel Boyayan y Eduardo César. Reparen en las fotos de las entrevistas ping pong, en blanco y negro, en las páginas 15 y 87, por ejemplo. ¿No crean una atmósfera distinta en dichas páginas? ¿Y qué decir de las ilustraciones del artículo sobre el desarme, en las páginas 91, 92 y 93? Son verdaderas esculturas, creadas por el propio Hélio para esta edición, y luego fotografiadas. Bien cerquita, en las páginas 81, 82 y 85, un mirada más lenta sobre las ilustraciones de Laurabeatriz añadirá con seguridad fruición estética a la lectura de la revista. En definitiva, Pesquisa FAPESP es pensada para brindar una lectura relevante sobre la ciencia, la tecnología y la investigación de las humanidades en nuestro país, en un soporte de indiscutible plasticidad estética.

Republish