Imprimir Republicar

Estrategias

Cerebros que se lanzan a la fuga

Un estudio dado a conocer por el Banco Mundial muestra que los países más pobres del mundo se ven proporcionalmente más perjudicados con la evasión de cerebros que van hacia las naciones ricas. De acuerdo con dicha investigación, entre el 25% y el 50% de la fuerza de trabajo de nivel universitario de países como Mozambique, Uganda y El Salvador vive en el exterior, en alguna de las 30 naciones desarrolladas que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Ese porcentaje llega al 80% cuando se trata de Jamaica y Haití. En tanto, en los países del Tercer Mundo más desarrollados, como la India, China, Indonesia y Brasil, la evasión no supera el 5%, lo que de cualquier modo no deja de ser una sangría importante. Este estudio se realizó con base en nuevos censos de los 30 países de la OCDE. Para Devesh Kapur, docente de la Universidad de Texas y autor de un libro sobre la fuga de cerebros, la evasión de cerebros de los países muy pobres crea un círculo vicioso que perpetúa la miseria. “La pérdida no es sólo de profesionales, sino también de una fracción considerable de la clase media”, le dijo Kapur al periódico The New York Times.

Republicar