Imprimir Republicar

Estrategias

El rescate de la CTNBio

Los nombres de los 12 expertos que integrarán la nueva Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) se conocerán a más tardar el día 24 de diciembre. En dicha fecha expira el plazo para que la comisión especial, constituida por el ministro de ciencia y tecnología Sérgio Rezende, presente la terna con los nombres de los titulares y suplentes que representarán a las áreas de salud humana, animal, vegetal y ambiental.

La creación de la comisión especial fue creada por Rezende el día 24 de noviembre, un día después de la publicación del decreto que reglamentó la Ley de Bioseguridad que permitía la recomposición de la CTNBio –formada por 27 miembros–, cuyas actividades están suspendidas desde mayo. El ministro espera que la CTNBio vuelva a reunirse este mismo año y reanude los análisis de más de 400 procesos relativos a autorizaciones de investigación y habilitación comercial de organismos genéticamente modificados (OGMs), entre otros. Integran la comisión especial Radovan Borojevic, de la Universidad Federal de Río de Janeiro; Marcello André Barcinski, de la Universidad de São Paulo (USP); Ricardo Renzo Brentani, director presidente de la FAPESP; Rodolfo Rumpf, de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa); Jorge Guimarães, de la Universidad Federal de Río Grande do Sul (UFRGS); Aron Jurkiewcz, de la Universidad Federal de São Paulo; José Oswaldo Siqueira, de la Universidad Federal de Lavras (UFL/MG); Ivan Sazima, de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp); Ima Célia Guimarães Vieira (del Museo Paranaense Emílio Goeldi); Elíbio Leopoldo Rech Filho, de Embrapa; y Ernesto Paterniani, de la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz, de la USP. Todos ellos fueron designados por las sociedades científicas Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC) y Academia Brasileña de Ciencias (ABC).

El mismo día 24 de noviembre, Rezende envió a los demás ministerios que integran la CTNBio una solicitud para que presenten el nombre de sus representantes. Divergencias entre los miembros del gobierno sobre el quórum necesario para la aprobación de la comercialización de transgénicos retrasaron la reglamentación y comprometieron el cultivo de OGMs. Al final se impuso la moción de los ministerios de Medio Ambiente y de Salud, y la habilitación comercial se aprobará únicamente al contar con dos tercios de los votos de la comisión.

Republicar