Imprimir Republicar

Lingüística

Anchieta, el gramático

En los siglos XVI y XVII los jesuitas escribieron gramáticas sobre dos de las lenguas indígenas habladas en el Brasil colonial. José de Anchieta y Luís Figueira describieron el tupí antiguo en 1595 y 1621, respectivamente. Luís Vincencio Mamiani, la lengua indígena quirirí, en 1699. “Esa producción tuvo como objetivo facilitar, por medio del aprendizaje de las lenguas, el contacto entre los jesuitas y los indígenas, teniendo en vista la colonización y la catequización”, señala el artículo intitulado “Descripción de las lenguas indígenas en gramáticas de misioneros del Brasil colonial”, de Ronaldo de Oliveira Batista, de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, de São Paulo. El objetivo de la investigación es analizar algunos de los métodos y prácticas de descripción de las lenguas por parte de los jesuitas. “Lo que hubo e común en esos trabajos fue también lo que la escritura de la gramática de la época renacentista utilizó con más relevancia. Uno de los ejemplos es el método que privilegiaba la búsqueda de equivalencias entre la lengua en estudio y el latín, que contaba con gran prestigio en la época”, dice Batista en el artículo. “Encontramos en las artes de los jesuitas la indicación de que una reducción de la lengua a reglas debería ser breve y económica. Lo que de hecho contribuye a la clasificación de las obras de los jesuitas como artes de gramática”, dice el autor. Anchieta propuso algunas soluciones originales en relación a términos utilizados y a propuestas de descripción de aspectos particulares del tupí antiguo. La gramática anchietana, concluye el trabajo, auxilió mucho en una reconstrucción del tupí antiguo en el ámbito de investigaciones de lingüística histórica. Al mismo tiempo, esa propia historiografía clasificó a la gramática de Anchieta como complicada para un primer aprendizaje de la lengua.

Delta – Tomo 21 – nº 1 – São Paulo – ene./ jun. 2005

Link

Republicar