Imprimir Republicar

Tecnociencia

Con sólo apretar un botón

Siete botones coloreados accionados con un simple toque componen el mause RCT-Barban, desarrollado para su utilización por parte de personas con dificultades motrices, que no consiguen mover el mause convencional. La idea de construir un ratón diferenciado surgió como complemento a un trabajo desarrollado por la empresa RCT Computadores na Escola, de la ciudad de Campinas, São Paulo, que desde 1995 actúa en el mercado educativo con software que pueden utilizarse en escuelas de educación especial y clínicas de psicología, fonoaudiología y terapia ocupacional. Al frente de la empresa se encuentra la física Maria Cecília Gandra, que, después de concluir la maestría en física en la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), decidió ampliar sus conocimientos y comenzó a hacer cursos de especialización en el área de educación. Ese nuevo camino la condujo a un curso en educación especial en la Pontificia Universidad Católica de Campinas (Puccamp) y a un trabajo como voluntaria con personas con síndrome de Down. La convivencia con los portadores del síndrome hizo que constatase la falta de software en el mercado para atender a esos niños con necesidades especiales. Para poder desarrollar esos programas, Cecília abrió la empresa RCT en sociedad con el ingeniero de computación Ronaldo Barbosa, también graduado en la Unicamp. “Nuestros software se encuentran en más de 500 instituciones de enseñanza de Brasil, además de escuelas de educación especial, clínicas de psicología, fonoaudiología y terapia ocupacional”, dice Cecília. A pesar de ser bastante utilizados por portadores de necesidades especiales, muchos usuarios con dificultades motrices no conseguían utilizar el ratón convencional, por eso tenían dificultades en el uso de la computadora. Esa dificultad motivó a los socios de la empresa a crear un mause de fácil utilización que tuviese todas las funciones del convencional. Para el desarrollo del mause RCT se invitó al proyectista electrónico Edson Barban. El dispositivo, con 50 centímetros de largo y 10 de alto, funciona como un interruptor, con un simple toque de un único dedo del pie o de la mano, y posee las funciones de movimiento en la pantalla, cliquear y correr, entre otras.

Republicar