Imprimir Republicar

Tecnociencia

El satélite inicia la transmisión

Las primeras señales del satélite Giove-A, etapa inicial del futuro sistema europeo de navegación Galileo, comenzaron a ser transmitidas el 12 de enero. Dichas señales fueron recibidas y analizadas por los receptores del sistema, en Gran Bretaña y en Bélgica. El satélite fue puesto en órbita el día 28 de diciembre del año pasado, a una altitud de 23.260 kilómetros, después de haber sido lanzado por un cohete Soyuz de la base de Baikonur, Kazaquistán. El satélite Giove-A, palabra que corresponde a las iniciales, en inglés, de la expresión “elemento de validación en la órbita de Galileo”, probará nuevas tecnologías como relojes atómicos a bordo, generadores de señales y receptores de usuarios. El segundo satélite, Giove-B, tiene una previsión del lanzamiento para este año. El programa Galileo, presupuestado en 3.6 mil millones de euros, entrará en servicio en 2008 y prevé la utilización de 30 satélites para poner fin a la dependencia del GPS, el sistema global de posicionamiento vía satélite, ofreciendo una alternativa comercial a ese sistema controlado por los militares estadounidenses y también al Glonass ruso, de exclusivo uso militar. El programa es el resultado de una alianza entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Comisión Europea, que actualmente negocia con diversos países que desean participar en el Galileo, como Brasil, Australia, India, México y Marruecos.

Republicar