Imprimir

Posgrado

Producción en la red

La Capes divulgará en internet las 50 mil tesis y tesinas defendidas durante 2006.

Todas las tesinas de maestría y las tesis doctorales defendidas en el país estarán disponibles en una dirección de internet y podrá consultarlas cualquier interesado. Un decreto de la Coordinación de Perfeccionamiento del Personal de Nivel Superior (Capes), agencia de fomento y evaluación del sistema de posgrado del país obliga a los programas de maestría y doctorado stricto sensu a la presentación de una copia en archivo digital de cada tesis y tesina aprobada. Se estima que, durante este año, el volumen alcance el número de 50 mil trabajos académicos, siendo el  75% tesinas de maestrías y el 25% tesis doctorales. En 2005 ellas sumaron 40 mil. Todo ese material quedará disponible en una biblioteca digital desarrollada en software libre, en la dirección www.dominiopublico.gov.br La versión de los trabajos que debe enviarse a la agencia es la final,  que contendrá incluso las eventuales alteraciones sugeridas por la mesa examinadora. La única excepción permitida por el decreto son los trabajos que contengan algún dato protegido por cautela. Como el decreto es de efecto inmediato, las primeras tesinas y tesis comenzarán a fluir ya en los próximos meses.

Muchas universidades ya proveen acceso a esos trabajos. Otras no lo hacen por falta de estructura para divulgarlos. Ahora, con la dirección virtual, bastará que nosotros enviemos el archivo por correo electrónico, sin ningún esfuerzo extra, expresa el presidente de la capes, Jorge Guimarães. Las evaluaciones de cursos realizados por la Capes en 2007, ya exigieron el cumplimiento de la nueva normativa. Pero no avistamos grandes problemas. Cuando fue lanzada la Plataforma Lattes, por ejemplo, se imaginó que originaría resistencia, pero ahora nadie quiere estar fuera de ella, afirma Guimarães.

Con la iniciativa, se busca acabar con la invisibilidad de una parte de la producción académica brasileña. A pesar de la exigencia de que las tesis de doctorado originen publicaciones, artículos, libros, patentes o prototipos, no siempre es eso lo que acontece. En el caso de disertaciones de maestría, la pérdida es más significativa. Será más fácil, por ejemplo, evaluar hasta que punto un texto académico es original, así como el trabajo de maestrandos y doctorandos podrá enriquecerse con referencias que hasta entonces no se hallaban disponibles.

Para la Capes, la publicación online de las tesis conlleva una importancia extra. Permitirá a la agencia auditar los datos provenientes de la producción académica informados por los programas de post-grado. No es que tengamos indicios de fraude, pero se trata de un dato que precisa ser auditado, afirma Guimarães. Él recuerda que, en el final de la década de 1990, el Consejo Nacional de desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) recortó el 50% de las becas de maestría con el argumento de que las disertaciones no aparecían. Esa es una irregularidad que ahora podremos castigar, dice Guimarães.

Republicar