Imprimir Republicar

Gobernación

Responsabilidad compartida

El Secretario de Desarrollo planea crear una agencia de fomento para incentivar la innovación en São Paulo

El gobernador José Serra rebautizó a la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Desarrollo Económico con el nombre de Secretaria de Desarrollo y le confirió nuevas atribuciones. El órgano ahora tiene un foco diferenciado, según explico el vicegobernador Alberto Goldman, que ocupa el cargo de secretario. Mantiene el objetivo de atraer inversiones, ampliar la producción y el empleo en el estado, pero también acumula la función de la coordinación interna dentro del propio gobierno antes atribuida a la Secretaria de Planificación y de hacer la interfaz con el sector productivo, afirmó el vicegobernador en el marco de un encuentro con el Consejo Superior de la FAPESP, el día 14 de febrero.

Ese cambio en la estrategia de actuación de la secretaria, de acuerdo con Goldman, exige que se defina claramente el rol de las instituciones vinculadas y el peso que la ciencia y la tecnología tendrán en el plano de desarrollo del estado. Ese papel no está predefinido. Tenemos que repensar la visión que la secretaria tiene sobre investigación e innovación, afirmó Goldman. Necesitamos valorar las referencias institucionales necesarias, completó Carlos Américo Pacheco, secretario-adjunto. Goldman y Pacheco reafirmaron el valor de la FAPESP, la excelencia de la Fundación y la importancia del apoyo a la investigación en São Paulo. Necesitamos la FAPESP para discutir eso. Queremos trabajar de forma integrada, enfatizó el vice-gobernador.

Las nuevas estrategias del gobierno para el desarrollo  ya consideran, por ejemplo, la idea de la creación de una agencia de fomento a la innovación. Los planos de la Secretaria de Desarrollo incluyen una reforma institucional que actualice y refuerce los instrumentos disponibles para el desarrollo de São Paulo. Por ejemplo, la idea de la creación de una agencia de desarrollo estadual, en los moldes de instituciones financieras que existen en otros estados. Al mismo tiempo, estamos pensando en la creación de una agencia de innovación que actúe de forma complementaria la FAPESP. El apoyo la investigación hecha por la FAPESP ha sido excepcional. Necesitamos un cuerpo técnico preparado para la formulación de una política industrial y tecnológica y de nuevos instrumentos, que pueda potencializar las oportunidades de desarrollo asociadas a la capacidad para investigaciones existentes en São Paulo, explicó el vice-gobernador.

La propuesta de la creación de la agencia de fomento está siendo evaluada por la Secretaria de Hacienda, él adelantó. Recordó que, al  final del mandato  de Cláudio Lembo, el gobierno paulista pensó en crear una subsidiaria de  Nossa Caixa que funcionase en modelos semejantes. Hubo, sin embargo, divergencias en relación al proyecto y ahora estamos estudiando el mejor camino.

Carlos Vogt, presidente de la FAPESP, recordó que, hace 15 años, el gobierno del estado también hizo planes de crear una agencia de apoyo a la tecnología. La comunidad se movilizó en esa línea de financiamiento fue incorporada en la misión de la FAPESP, dice Vogt. Hoy 16% del presupuesto de 560 millones de reales de la Fundación es destinado a los programas de innovación en las empresas.

Apoyo en doble sentido
La FAPESP puede beneficiarse de una mayor articulación con la secretaría y del apoyo ofrecido por el vicegobernador, dijo Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la Fundación, enmendando que ese auxilio podría tener doble sentido. Un ejemplo de eso es el Programa de Investigación sobre el Etanol, que la FAPESP deberá lanzar en los próximos meses para el cual se busca alianza con empresas y organizaciones internacionales. Otro ejemplo es el Programa de Cambios Climáticos, en el cual las alianzas internacionales pueden ser muy interesantes.

Brito observo aún que la FAPESP podría, en ciertos programas de apoyo a las investigaciones, tener una actuación más próxima a la de un inversor de capital emprendedor, trayendo beneficios y recetas a la Fundación. Ocurre que los recursos ofrecidos como apoyo por la FAPESP no son reembolsables. Si la  empresa crece con el financiamiento ofrecido, la Fundación no puede tener participación. La nueva versión de la Ley de Innovación Estadual podría considerar esta posibilidad de generar entradas extra-presupuestarias para la Fundación, sugirió el director científico.  El solicitó también el apoyo del gobierno del estado para revertir el cuadro de reducción de recursos federales para el financiamiento de la investigación paulista. Hace algunos años, la participación de las agencias federales era del 60% y la de la FAPESP, del 40%. El cuadro ahora se invirtió, observó Brito. Goldman se comprometió con colaborar.

Republicar