Imprimir Republicar

Fomento

En la frontera del conocimiento

En sociedad con Microsoft Research, se consolida un nuevo modelo de apoyo a la investigación básica

El Instituto Microsoft Research-FAPESP de Investigaciones en TI (tecnología de la información), creado el día 10 de abril, formará una red de investigación básica en tecnología de la información y comunicación (TIC) con el objetivo de crear nuevos conocimientos que respondan a los retos sociales y económicos del país. El instituto contará con recursos iniciales de 400 mil dólares divididos entre los socios, para apoyar proyectos volcados hacia  las áreas de ciencias de salud, psicología, lingüística, antropológica, geografía y diseño. Los financiamientos se extenderán por un plazo de 36 meses. El primer llamado a presentar propuestas, publicado el día del lanzamiento del instituto, está disponible en el sitio de la Fundación. Los proyectos se recibirán hasta el día 11 de junio.

El modelo de sociedad es inédito en Brasil: promueve la intersección entre las universidades e institutos de investigación paulista con una empresa del porte de Microsoft Research para la realización de investigación básica, con la intermediación de la FAPESP. Nuestro objetivo es avanzar el conocimiento pensando en las aplicaciones futuras para la TIC, explica Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP. No se trata de resolver problemas tecnológicos de la empresa, emprendimiento que debe quedar a cargo de sus propias áreas de investigación y desarrollo. Eso ella misma hace. Pero lo que la empresa será en diez años, será determinado por la relación que ella mantenga con la frontera del conocimiento, explica Brito. El interés de una empresa en financiar proyectos como ese es el de tener contacto con esa frontera.

De acuerdo con Tomasz Kowaltowski, del Instituto de Computación de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), crece entre las empresas a conciencia de que su actuación no puede ser solamente comercial. No se trata de una necesidad económica. Ellas ya ven la importancia de investigar con universidades para ayudar en la solución de problemas sociales.

Esa nueva modalidad de colaboración universidad empresa permitirá también que los investigadores establezcan canales de comunicación con socios en otros países y trabajen con temas de investigación relevantes. El conocimiento solo avanza cuando los científicos se comunican y debaten sobre sus descubrimientos, subraya Brito. La llamada de propuestas para el desarrollo de investigaciones en el ámbito del Instituto Microsoft Research-FAPESP de Investigación en TI, en la evaluación de Brito, intensificará la conexión entre los científicos de São Paulo y el resto del mundo. Y aún traerá un nuevo grado de reconocimiento internacional para la investigación que se hace en el estado.

En esa primera llamada de propuestas, la FAPESP está asociando dos modalidades de financiación, hasta entonces independientes. ?Como contamos con recursos de Microsof Research, los investigadores podrán pleitear auxilios para el costeo y para las becas necesarias al andamiento del proyecto, cuenta Brito. El incentivo, subraya, es parte de la estrategia de la Fundación de crear ?más oportunidades para la asociación entre investigación académica y empresarial.

La expectativa es seleccionar, en el primer edicto, algo alrededor de cinco proyectos de investigación que deben tener como foco el aumentar el acceso y los beneficios de los ciudadanos a las tecnologías de la información y comunicación. Deberá incluir, por ejemplo, el desarrollo de tecnologías para ser utilizadas en servicios de salud, educación y desarrollo económico, entre otros.

La FAPESP consolida así su estrategia de actuación que se ampara en tres pilares. El primero, explica Brito, es el apoyo a la formación de recursos humanos y de científicos en el estado de São Paulo. La Fundación usa casi un tercio de su presupuesto en el pago de becas de estudio de iniciación científica, maestría, doctorado y post-doctorado. Es eso lo que va a crear la base de la competencia científica y trazar el futuro de la investigación en São Paulo, afirma.

El segundo pilar es el apoyo a la investigación básica, motivada e identificada por la curiosidad del científico y del investigador. Esa modalidad  de apoyo representa la inmensa mayoría de los proyectos de investigación patrocinados por la Fundación. Y es así que debe ser, ya que una de las funciones más importantes de las universidades e institutos de investigación es explotar las ideas nuevas que, en el futuro, van a constituir  el acervo del conocimiento que hará desarrollar a la humanidad, añade el director científico de la FAPESP.

El tercer pilar es un conjunto de iniciativas y de proyectos de investigación en el cual la Fundación busca asociar la investigación de excelencia con su aplicación o, por lo menos, la visualización de esa aplicación en un plazo no muy largo, describe Brito. Ese tipo de investigación frecuentemente es financiado en sociedad con empresas. El Instituto Microsoft Research-FAPESP de Investigaciones en Tecnología de la Información (TI) se inserta en esa estrategia.

Asociación con Telefónica
La asociación con Microsoft Research no es el primer convenio de cooperación con empresas en proyectos de colaboración. El año pasado la FAPESP y la Oxiteno, una de las mayores industrias químicas del país, lanzaron una llamada pública de propuestas para proyectos de investigación en el área de tecnología de la producción de azúcares, alcohol y derivados. El objetivo es explotar la frontera del conocimiento y buscar soluciones innovadoras que ayuden a reducir los costos de producción de etanol y permitan el uso competitivo en la producción de productos químicos. Las inversiones suman 6 millones de reales, la mitad paga por la Oxígeno y la otra mitad dividida entre la FAPESP y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El día 27 de abril la Fundación anunció un acuerdo con el Grupo Telefónica con el objetivo de incentivar investigaciones científicas y tecnológicas en tecnología de la información y telecomunicaciones. El mismo día fue publicada la llamada de propuestas. A ejemplo de los convenios con Microsoft Research y la Oxiteno, las investigaciones deben ser de naturaleza básica y aplicada, volcadas para nuevos productos y servicios.

El convenio FAPESP-Telefónica para Apoyo a la investigación en Tecnología de la Información y Telecomunicaciones va a garantizar, por un período de tres años, el uso de una red dedicada de fibras ópticas con 3,3 mil kilómetros en el estado de São Paulo  cedida integralmente por la empresa  para intercomunicar a investigadores en una plataforma experimental de alta velocidad, conocida como testbed. Esa infraestructura de red llegará hasta el interior de los laboratorios de todas las instituciones participantes de la plataforma.

Además de la sección de la red de fibra óptica, Telefónica aplicará 390 mil reales en becas de maestría y doctorado volcados a los temas enumerados  en el convenio. La FAPESP, en contrapartida, invertirá 4 millones de reales anualmente para apoyar proyectos de investigación sobre tecnologías, productos y servicios de internet del futuro.

Antonio Carlos Valente, presidente del Grupo Telefónica, subraya que el valor estimado de la red dedicada que la empresa está ofreciendo a la comunidad científica, tiene un valor estimado en 30 millones de reales. Para nosotros, sin embargo, más importante que eso es que esa alianza promueve la innovación científica y tecnológica, uno de los principios de actuación del Grupo Telefónica en Brasil y en los otros 22 países donde actúa. Ese tipo de sociedad puede ser, posteriormente, ampliado para todo  Brasil y demás países de la América Latina, afirma.

La intermediación de la FAPESP es crucial para consolidar buenos negocios en el área de investigación. En la medida en que la FAPESP negocia, consigue mejores condiciones para cuestiones como patentes y propiedad intelectual de lo que si los entendimientos estuvieran siendo hechos por investigares individuales. La investigación de colaboración puede ser buena tanto para las empresas, que entienden de innovación, como para la universidad, que entiende de investigación básica?, argumenta Brito.

Microsof Research también utiliza ese modelo de investigación de colaboración en el desarrollo de proyectos. La empresa invierte 7 mil millones de dólares anuales, cerca del 15% de su facturación, en investigación básica y desarrollo de nuevos productos. Tenemos 700 investigadores en cinco laboratorios en todo el mundo divididos en 55 grupos de investigación distintos, explica Henrique Malvar, director general de Microsof Research. Se investigan nuevas tecnologías en aprendizajes de máquinas, teoría matemática, y análisis de informaciones, entre otras. ?Tenemos investigaciones de patrón internacional, que buscan ampliar los límites del conocimiento en el área de la tecnología de la información y, al mismo tiempo, auxilian en el desarrollo de productos de la Microsoft, dice él. Solamente algunos proyectos alcanzan el estado del producto. Nuestro horizonte es: como la vida puede estar mejor en diez años.

El esfuerzo de Microsoft Research incluye convenios con universidades e institutos de investigaciones, ya sea por medio de la publicación de trabajos conjuntos, o sea por medio del apoyo directo a la investigación. Cerca del 15% del presupuesto de Microsoft Research es destinado a patrocinar sociedades con universidades, cuenta Malvar. Eso sin hablar de los 250 practicantes que la empresa recibe anualmente, muchos de ellos de la América Latina. La alianza con la FAPESP se inserta en ese escape y se apoya en la calidad de la comunidad académica de São Paulo, notadamente de la Universidad de São Paulo (USP) y de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), subraya Malvar.

El cuadrante de Pasteur
La Fundación y Microsoft Research reproducen así el modelo sugerido por Donald E. Stoke en el libro El cuadrante de Pasteur La ciencia básica y la innovación tecnológica. Stoke planteó en 1996 un nuevo modelo de clasificación de investigación e innovación a partir de dos coordenadas: la primera dimensiona el avance del conocimiento y la segunda, la aplicación. Proyectada en un gráfico, la investigación básica sin ninguna aplicación inmediata  que tiene su mejor ejemplo en las investigaciones del físico Niels Bohr sobre la estructura del átomo  ocuparía el cuadrante superior izquierdo. El cuadrante inferior izquierdo, según la clasificación de Stoke, es ocupado por la investigación aplicada dirigida al desarrollo tecnológico es el ejemplo, en el caso, del sistema de iluminación eléctrica desarrollado por Thomas Edison.

Stoke reservó el cuadrante inferior derecho para las investigaciones motivadas por la curiosidad del científico y destacó, en el cuadrante superior derecho, las investigaciones que pueden contribuir al avance del conocimiento calidad inherente a la investigación básica  paralelamente a su gran potencial de aplicación práctica. Ese fue el carácter de las investigaciones de Louis Pasteur, por ejemplo, en el área de microbiología que hicieron avanzar el conocimiento al mismo tiempo que beneficiaron los productores de alcohol de remolacha. Es ahí, en el cuadrante de Pasteur, que Stoke inscribe la investigación básica inspirada por el uso mientras expande las fronteras del conocimiento y atiende las demandas sociales. Es en el cuadrante de Pasteur que la FAPESP busca inspiración para el nuevo diálogo entre las comunidades científicas y las empresas.

Republicar