Imprimir Republicar

Financiación

Presupuesto consolidado

El Ministerio de Ciencia y Tecnología ampliará la oferta de becas en áreas estratégicas

El ministro de la Ciencia y Tecnología, Sérgio Rezende, elevará al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en mayo, el plan de trabajo de su cartera para el período 2007-2010. Por primera vez en la historia del MCT hicimos un plan para cuatro años. Esto nunca había ocurrido antes, en función de las incertidumbres de recursos y de la discontinuidad administrativa, explica el ministro. Ahora la planificación de los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FNDCT) está cumpliéndose?. En 2007 el presupuesto del FNDCT corresponderá al 70% de los ingresos de los fondos sectoriales, lo que suma 1,4  mil millones de reales, ?sin ninguna disputa con el área económica, subraya. El próximo año ese porcentaje se elevará a un 80%. En 2010 tendremos un 100% de los recursos de los fondos. Proyectando un crecimiento de un 4% al año, es posible afirmar que entre 2007 y 2010 tendremos 7, 8 mil millones de reales en el FNDCT.

El plan está en fase de finalización, pero ya se sabe que tendrá cuatro unidades estratégicas: Expansión y Consolidación del Sistema; Innovación Tecnológica en Empresas; Investigación y Desarrollo en las Áreas Estratégicas y Popularización de Ciencia y Tecnología. Por cada una de esas unidades estratégicas tendremos grandes líneas de acción, explica.

Para la expansión del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología el plano prevé la reglamentación del FNDCT por medio del un proyecto de ley enviado al Congreso el día 24 de abril. Parte de los recursos de los fondos sectoriales será desvinculada de la fuente de ingreso para ser utilizada de manera más abarcadora, adelanta el ministro.

El número de becas ofrecidas por las agencias de fomento también será ampliado de los actuales 65 mil para 90 mil hasta el 2010. Queremos aumentar la participación de las áreas tecnológicas y de los sectores estratégicos, priorizando áreas como microelectrónica, energía nuclear y agronegocios, entre otras.

Las cuestiones relacionadas al clima y a los cambios climáticos encabezan la lista de prioridades del MCT. Ya lanzamos la red de investigación en cambios climáticos. Queremos hacer eso conjuntamente con la FAPESP porque esa red va a estar anclada en el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), que está en São Paulo. Estamos discutiendo la formación de un Centro de investigación en Cambios Climáticos en el Inpe, que tendría la tarea de coordinar una red de universidades que forman recursos humanos para esa área. La expectativa es que esa red trabaje con estos temas: Ciencia del Sistema Terrestre, Energía y Zonas Costeras, Agricultura, Biodiversidad, Salud, Políticas Públicas, La Amazonas, Ciudades, Recursos Hídricos, Negociaciones Internacionales y Mecanismo de Desarrollo Limpio, detalla el ministro. Cada uno de los temas será coordinado por una institución de investigación.

Los biocombustibles integran las acciones de P&D en áreas estratégicas. Ya tenemos redes de investigación en el área de biodiesel y, en breve, vamos a anunciar otra en el área de etanol. Estamos discutiendo con la FAPESP la creación de un centro de referencia que sería el núcleo y el elemento de coordinación de esa red. Será un centro pequeño, con pocas personas y con alguna investigación. Vamos a firmar algunos convenios con la FAPESP, de los cuales los más importantes serán los de biocombustible y etanol, y en el área de cambios climáticos.

Aún en las áreas estratégicas, las acciones de MCT prevén la reanudación del programa nuclear brasileño. La intención, afirma el ministro, es fortalecer institucionalmente la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEN), recomponiendo a sus cuadros; completar la primera fase de la Planta de Enriquecimiento de Uranio de la Industria Nuclear Brasileña, en Resende; y reanudar la prospección de uranio, entre otras medidas. Pretendemos también implantar una política nacional de desechos radioactivos, por medio de la creación de la Empresa Brasileña de Administración de Desechos, de la construcción de depósitos definitivos para desechos de media y baja actividad y de la construcción del prototipo de depósito final de combustibles usados en los reactores nucleares.

Republicar